¿En qué se diferencia una compresa de algodón de una convencional?

Oro parece… algodón no es. Si tuviéramos que recurrir al refranero tradicional para ilustrar las diferencias que existen entre las compresas de algodón natural frente a las convencionales, el que inicia este párrafo se ajustaría como un molde. ¿Por qué? Porque lo más básico (el material con el que se elaboran) es también la diferencia más flagrante. Las compresas convencionales (la gran mayoría que vemos en los anuncios y en los supermercados y droguerías) no están hechas de algodón puro 100%, aunque lo simulan, eso sí. Por eso, como fabricantes de productos de algodón orgánico procedemos a destripar algunas de estas no siempre evidentes diferencias:

  • Materiales: Ser o no ser de algodón, esa es la cuestión y esa es la principal diferencia (y la que más se dejará notar en tu piel). Lo único que tienen en común las compresas de algodón puro con las convencionales es el color: son blancas. La mayoría de compresas y protegeslips que habitualmente encontramos en el mercado utilizan plástico en contacto con la piel, celulosa y blanqueadores ópticos (cloro), entre otros componentes que enseguida citaremos. El algodón 100% hipoalergénico, por el contrario, es suave para la piel y favorece la transpiración, previniendo que se pueda crear un clima de calor o humedad ideal para la proliferación de hongos, irritaciones y alergias.

 

  • Composición: Las compresas de algodón natural no necesitan ni utilizan perfumes ni polímeros superabsorbentes que enmascaran el supuesto mal olor de la menstruación y que sin embargo sólo se producen cuando el flujo menstrual y tu piel entra en contacto con componentes que son plásticos. Escoge productos de algodón sin perfumes y reducirás olores que sólo se derivan de la composición ‘adulterada’ que presentan las compresas convencionales.

 

  • Hipoalergénicas: Además de ser suaves y esponjosas, las compresas que están elaboradas con algodón natural son naturalmente hipoalergénicas y ayudan a prevenir molestias, picores, irritaciones y alergias. Una composición libre de elementos químicos y plásticos como los que hemos citado anteriormente hace que sean especialmente recomendables para cualquier tipo de pérdida, tanto de sangre como de orina.

 

Recuerda: a lo largo de tu vida puedes llegar a utilizar más de 20.000 compresas o protegeslips. Por este motivo desde Farmaconfort te animamos a que compruebes la composición y diseño de los productos que utilizas y lo más importante, compruebes las diferencias. Ese molesto picor insistente que no desaparece, ese olor… Son pequeñas molestias que en muchos casos se derivan de no contener el elemento más adecuado para el cuidado de tu piel y de tu higiene íntima y menstrual: el algodón. ¡Haz la prueba!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: