12 propósitos para tu salud e higiene íntima en 2018

diciembre 26, 2017

 

En el post de hoy te proponemos 12 pequeños grandes gestos para que este 2018 suponga una auténtica revolución en tu día a día. No sólo en tu menstruación, sino durante todo el ciclo menstrual. ¿Te apuntas?

 

  • Conoce tu calendario menstrual

Descubre cuáles son los patrones de tu ciclo menstrual. Nuestras abuelas ya lo hacían con una sencilla tabla de notas (seguramente como método anticonceptivo de prevención), pero ahora es más fácil que nunca y sobre todo tiene muchas más aplicaciones: conocer la fecha del próximo periodo, obtener recordatorios de éste, llevar a cabo un seguimiento del dolor, estados de ánimo, etc.

  • ¡Empodérate!

Hay aplicaciones para móvil que incluyen hasta 28 categorías de seguimiento: cólicos, emociones, peso, piel, cabello, sueño, ejercicio, energía y más. ¿Te imaginas todo lo que puedes aprender y, sobre todo, entender, sólo con saber interpretar lo que te pasa y cuándo te pasa? Como apuntábamos en el anterior post, la información es poder.

  • Haz la prueba del mechero

O dicho de otra manera: averigua de qué material están hechas tus compresas. ¿Por qué? Porque existen productos que contienen plástico que, en permanente contacto con tu piel, pueden dificultar la transpiración, ser irritantes o ayudar a la proliferación de bacterias, hongos y alergias. Si no estás segura de que tus actuales compresas o protegeslips sean de plástico, haz la prueba ‘del mechero’. Te mostramos cómo en este vídeo testimonial.

  • Evita los desodorantes íntimos y los perfumes

Moderar o evitar el uso de desodorantes íntimos es clave. También en la elección de tus productos de higiene íntima, pues un uso continuado puede generar irritación, picor y molestias.

  • Apuesta por los productos de algodón orgánico

El algodón es un producto natural que tiene unas excepcionales características muy beneficiosas para la higiene femenina ya que ayuda a reducir y prevenir los riesgos de irritaciones, picores, infecciones y alergias.

6) Tampón

Durante la menstruación escoge un tampón con nivel de absorción inferior a tu flujo. Cambia de tampón cada 4–6 horas y alterna su uso con compresas, preferentemente por la noche. Estas pequeñas medidas son claves para reducir el riesgo del Síndrome del Shock Tóxico (SST), enfermedad rara pero grave.

  • Conecta con la naturaleza

No nos cansamos de decirlo: respetar nuestro cuerpo es también una manera más de cuidar el planeta. Por eso apostamos por una higiene menstrual natural y orgánica: 100% algodón. Consulta nuestra gama de productos en la web y empieza a conectar con la naturaleza desde tu propia naturaleza.

  • Que el algodón también reine en tu armario

Además de cambiarte de ropa a diario y de lavarla y aclararla con productos poco agresivos, apuesta siempre por los tejidos de algodón y evita en lo posible los materiales sintéticos y prendas excesivamente ajustadas a tu piel. De esta manera facilitarás la transpiración.

  • Descubre nuevas ‘alternativas’

Hay tantas menstruaciones como mujeres. Nuestras necesidades son, sencillamente, diferentes y hemos de buscar soluciones que se adapten a esta verdad universal. ¿Has probado nuestra copa menstrual, sin silicona ni látex ni Bisfenol A, y con un exclusivo diseño para facilitar aún más su uso y limpieza? Nuestra copa es reciclable y está pensada para todas aquellas mujeres que, tras haber decidido que ésta es la opción más adecuada para su menstruación, buscan una alternativa más saludable y al mismo tiempo, respetuosa con el medio ambiente.

  • Mejora tu alimentación

O mejor dicho, alíate con tu alimentación y no sólo en la operación bikini. Si has apostado por conocer a fondo tu ciclo menstrual y no sólo cuándo te viene la regla, entonces es el momento perfecto para adaptar ciertas pautas de alimentación. Tener en cuenta algunos elementos pueden ayudarnos a potenciar los beneficios de cada fase o a mitigar sus molestias asociadas. Te lo ampliamos en este post: https://curiososdelsocialmedia.wordpress.com/2015/04/15/calendario-social-media/

  • Muévete, también con la regla

Deporte y menstruación forman un tándem muy completo para el bienestar y practicar un poco de ejercicio de manera regular es una herramienta natural, sana y muy barata a la hora de paliar la ‘cara b’ de la menstruación. Eso sí, siempre con sentido común.

  • ¡Keep calm and enjoy your period!

Vive la regla como una fase más de un ciclo que puede sacar lo mejor de ti y no como un problema. Si aceptamos que nuestro cuerpo y emociones sienten de manera diferente según cómo avanza nuestro ciclo, las molestias, los dolores, hallarán un sentido, una razón, una explicación. En buena medida, entender su origen nos acercará a su normalización. Y en consecuencia, a nuestro bienestar para poder disfrutar en plenitud de nuestra naturaleza.

Anuncios

Activismo menstrual: qué es y por qué lucha

diciembre 13, 2017

 

A pesar de que una mujer puede llegar a usar más de 20.000 compresas, protegeslips y tampones y del negocio que genera su consumo. Aunque nos viene la regla cada mes durante una media de 35 años. A pesar de todo, y pese a todo, la regla sigue siendo un tabú para muchas mujeres y un tabú aún más grande para muchos hombres.

La información veraz, visible y normalizada sobre la menstruación ha sido anestesiada desde hace siglos y los efectos de esta anestesia aún persisten en muchos ámbitos. Para luchar contra ello, en los 1970 y 1980 surgió un movimiento inédito, una revolución. Hablamos del activismo menstrual, que irrumpió con un objetivo: desafiar la autoridad médica y socialmente aceptada y empoderar a las mujeres para tomar control de su menstruación y su salud. En esta revolución, Canadá y EEUU marcaron los primeros pasos. Hoy el activismo menstrual es ya una realidad reforzada en los últimos años en todo el mundo. Su existencia, como la de cualquier lucha, evidencia que hay injusticia. O varias.

Buceando por Internet nos hemos encontrado con un el artículo ‘Breve Historia del Activismo Menstrual’, extractado de: “Our Revolution Has Style”: Contemporary Menstrual Product Activists “Doing Feminismin the Third Wave por Chris Bobel. En él, hemos descubierto que, desde que irrumpieron en escena, las activistas menstruales comparten, entre otras, dos grandes preocupaciones comunes sobre la industria de la higiene femenina:

 

1.- Salud: desde el principio, las activistas mostraron su preocupación por el impacto en la salud asociado con el proceso de blanqueado usado para hacer productos ‘más blancos que el blanco’, así como materiales como el rayón. ¿Sabías que en EEUU surgieron campañas a nivel nacional como “Tampaction” (antes conocida como la campaña “Dioxin Out of Tampons”)? Esta campaña cuestionaba que los fabricantes de tampones fabricaran sus productos completamente libres de dioxina, ya que hasta entonces no se había demostrado que su uso no fuera tóxico. La premisa es de una lógica aplastante: ¿para qué correr riesgos cuándo se trata de la parte más absorbente del cuerpo? No podemos estar más de acuerdo.

2.- Medio Ambiente: en segundo lugar, la devastación ambiental que conlleva el uso de productos no-biodegradables. Centenares de miles de compresas y tampones, así como sus envases, terminan en vertederos, alcantarillas y plantas de tratamiento de agua. Las activistas menstruales creen que esta cantidad de desechos y su composición es irresponsable e innecesaria.

Dos cuestiones, dos realidades que, además, nos definen como empresa preocupada por la salud de la mujer y por la del medio ambiente.

En próximos post seguiremos abordando el activismo menstrual. Su lucha por una experiencia menstrual afirmativa y positiva desde algunas de sus cabezas visibles; artistas, escritoras, psicólogas…

Desde Farmaconfort nos unimos 100% al fenómeno que quiere convertir las promesas de discreción en poder y visibilidad. Porque la información es precisamente eso, poder.


A %d blogueros les gusta esto: