5 acciones que te harán más biodegradable tu día a día

enero 23, 2017

farmaconfort_salud_intima_femenina_mujeres_natural_alergias_algodon_saludable_blog

La capacidad de algunos materiales de reintegrarse a la tierra por acción del medio ambiente es lo que se llama biodegradabilidad y la incapacidad de muchos otros de hacerlo es lo que hoy es un verdadero problema para nuestro futuro y el del planeta.

Nuestro día a día está lleno de ‘trampas’ en las que la biodegradabilidad brilla por su ausencia. Pequeños giros en nuestra rutina pueden, sin embargo, suponer algo más que un cambio de actitud. Piensa en la cantidad de años que puedes ‘aligerar’ la carga de residuos del planeta si te replanteas cómo consumes los siguientes productos:

  • Café: Después del petróleo, el café es el segundo producto más comercializado en el mundo y más consumido a diario. ¿Hay algo menos eco que convertir un kilo de café en 24 cápsulas individuales? Desde que han aterrizado en el mercado (y lo han hecho para quedarse) la nueva manera de preparar y consumir café se ha traducido en cantidades ingentes de residuos muy difíciles de reciclar. ¿Sabías que el consumo de este sistema cafetero en 2014 dio para rodear La Tierra hasta diez veces’. No es de extrañar que surjan iniciativas como Kill de The K-Cup (Mata a la cápsula) que invitan a reflexionar sobre el tema y a buscar aquellas que sean reciclables.
  • Infusiones: Otro ejemplo de cómo empeorar las cosas sin necesidad. Es cierto que hasta el momento la gran mayoría de las bolsitas de té e infusiones están hechas de papel y, por tanto, son biodegradables. Sin embargo, algunas marcas han decidido rizar el rizo y añadir plásticos y grapas para hacerlas más resistentes al calor y evitar que pierdan aroma. Teniendo en cuenta que se trata de un productos de uso diario, lo que era un acto inofensivo de repente se ha convertido en un producto altamente peligroso por su cotidianidad.
  • Fruta envasada: ¿Hola? ¿Hay alguien ahí? La fruta no sólo se corta y pela fácil sino que su propia naturaleza, la piel, es el mejor cierre hermético que existe. Pero tenemos que ir pelando y separando los gajos de la mandarina para plastificarla después y ofrecerla en el supermercado reduciendo los tiempos de conservación de la misma pieza de fruta. ¿Hay algo peor? No lo sabemos…
  • Para llevar, ¡no gracias! La prisa mata… y al planeta más. No hablamos de una comida o bebida en concreto, sino de los recipientes que los contienen, pues sólo se utilizarán una vez pero su fabricación requiere de grandes volúmenes de agua, entre otros. Si añadimos a la fórmula el polietileno que es un material que sirve para aguantar mejor el calor y no es biodegradable, la ecuación despeja la x: siéntate, tómate un respiro, llega antes… pero consume sin prisas.
  • Compresas, tampones y protectores diariosNo es la primera vez que hacemos el cálculo (ni será la última) pero cada mes, cada mujer, deshecha una cantidad de residuos en forma de compresa, tampón o protector diario que, prolongada en el tiempo resulta… terrible. Por eso es tan importante confiar en productos 100% naturales. No sólo es un gran respiro para el planeta, sino que está totalmente a nuestro alcance, siempre y cuando utilicemos aquellos productos elaborados con algodón 100% natural a los que no se les añade ningún tóxico o componente químico y por supuesto, cuyos cultivos no han sido alterados por pesticidas, plaguicidas, etc…  Sin contar con los beneficios que revierten directamente en nuestra salud íntima, que nos son pocos y que son nuestra razón de ser.

Propósitos de enero: cuidar mi higiene menstrual

enero 10, 2017

farmaconfort_salud_intima_femenina_mujeres_natural_alergias_algodon_saludable

Hacer algo de ‘cardio’, hidratarte después de la ducha, exfoliarte (aunque sea muy de vez en cuando y con uno de esos packs de cremas que te han regalado estas fiestas), beber mucha agua, desmaquillarte por las noches aunque te caigas de sueño, comprar y saber cocinar con quínoa (entre otros muchos superalimentos), cambiar el café por las infusiones, las escaleras por el ascensor…

¡Bendito enero! Son muchas las buenas intenciones y las rutinas que surgen cada año tras unas semanas de descontrol y excesos. Todas geniales y todas con un denominador común: tu salud (y tu piel). Nos encantan y esperemos que puedas combinarlas todas. Llevarlas cabo sin prisa, pero sin pausa, y que por una vez no se cumpla el sabio refranero popular con aquello de que quien mucho abarca, poco aprieta.

Sin embargo, todas estas listas están incompletas o son insuficientes. ¿Por qué? Porque no contemplan o velan por la que es una de las grandes olvidadas de la salud femenina: la higiene íntima y la higiene menstrual. En nuestra lista de 2017 deberíamos añadir algo así como: ‘evitar absorber pesticidas y tóxicos presentes a través de compresas o tampones’ o ‘no usar productos que puedan causar molestias y escozor en mi zona íntima debido a su composición’. Parece fácil y lo es aunque requiere de cierta fuerza de voluntad.

Los productos de higiene menstrual ofrecen diversas soluciones, pero vivimos en un mundo en el que impera un pensamiento único que, precisamente, aplaude y consolida las opciones más perjudiciales para la mujer y para el planeta. Y poco o muy poco han cambiado. Las soluciones dominantes son, de hecho, las más beneficiosas para un negocio en el que lo que menos importa es la salud y que crece no a su favor, sino en su contra.

Este 2017 no te olvides de ti y piensa un poco más en tu vagina y en cuántos tóxicos y componentes nocivos estás dispuesta a asumir mes a mes en tus rutinas, seas de tampón o de compresa. El mercado, poco a poco, ofrece mejores alternativas, diversas como diversas son las mujeres. Elige entre las que sean respetuosas con tu naturaleza y con lo que te rodea, el futuro, aunque creas que vas contracorriente. Por eso existimos y a eso nos dedicaremos con más ilusión que nunca este nuevo año que empieza. ¡A trabajar!


Cuando ‘ella’ también vuelve a casa por Navidad

diciembre 22, 2016

farmaconfort_cohitech_higiene_femenina_algodon_natural_salud_mujer_mujeres_blog_02

 

La menstruación también vuelve a casa por Navidad. Es más, de poder escoger unos días al año para presentarse sin que nadie la haya invitado, estamos seguros de que lo hará en festivo o en víspera de festivo, jejeje. Es el ‘encanto’ de la menstruación: tan predecible como inoportuna. Aunque, hay que decirlo, las prisas, las compras, los regalos, los desplazamientos, el estrés… todo influye y no todo va a ser culpa suya, ¿no? =)

Sin embargo, hay una cosa que queremos poner en valor. Hemos de empezar a ver la regla desde un nuevo punto de vista en el que sepamos sacar partido de nuestra naturaleza sin pretender hacer como que ‘no pasa nada’. Por mucha fiesta y mucho evento que tengamos por delante. Y no… no estamos pensando en colgarnos de un columpio al revés o bailar tango. Sacar partido es, sencillamente, vivir esos días de manera natural. Lo que viene siendo hacer un ‘lo que te pide el cuerpo’. Y más en Navidad. Veamos algunos ejemplos.

¿Te apetece meterte en el sofá bajo una mantita y no salir? ¡Adelante! Igual te han regalado una (manta). ¿Qué no puedes dejar de ver esas pelis de argumento navideño con actores desconocidos que emiten seguidas por la tele? ¡Adelante! ¿O te has tragado dos horas del especial de Raphael y no te has dado ni cuenta? ¡No te cortes! Ninguna época es mejor para ver la tele sin uso de razón, jeje. O mejor… ¿aún te quedan algunos días para el gran día y tu cuerpo necesita toda la clase azúcares en grandes cantidades? ¡Enhorabuena! Ya sabemos cómo acaban siempre las sobremesas. Tú sí que sabes.

Quizás exageremos un poquito. O quizá no. Pero… ¿recordáis que la estación del invierno suele compararse con la fase de la menstruación? Una época en la que nuestro cuerpo pide recogimiento, refugio, calor, calma. Pues eso: tenemos que hacer más caso a lo que nos pida el cuerpo, que frecuentemente, irá de la mano con lo que nos dicta la naturaleza. Así que aprovechad que llega el invierno (y especialmente la Navidad) y a vivir, que son dos días (y uno seguro que tenemos la regla).

Feliz Navidad ; )


Cuando el mejor regalo es un buen consejo

diciembre 9, 2016

blog_02

¿Os imagináis una Navidad en la que todo fuera blanco o negro? Pues así se vive la regla en nuestra sociedad para la que, además, el mercado ha creado soluciones que poco o nada tienen que ver con la naturaleza de la mujer y del genial milagro que acontece en ella mes a mes. Pero eso ya te lo hemos dicho más de una vez. El caso es que se acerca la Navidad y con ella, los regalos. Esa deliciosa fiebre por dar lo mejor a quienes más queremos. Y como decíamos en el título, hoy el post va de regalos.

Si alguna vez has probado y/u oído hablar del algodón 100% natural y orgánico y de sus propiedades aplicadas en productos de higiene menstrual o higiene íntima; si alguna vez alguien te ha hablado de lo perjudicial que es el plástico en contacto con la piel; si te han hablado de pesticidas, perfumes, irritaciones; si alguna vez has sentido que esa compresa o tampón que te acabas de poner te está pidiendo a gritos que lo tires a la basura, entonces… ¡te estamos buscando!

Te proponemos unas Navidades en las que podrás desmarcarte de los regalos de siempre, y convertirte en madrina de una ‘buena nueva’. En efecto, otra menstruación es posible y esa es la buena noticia, pero muchas mujeres aún no lo saben… =) ¿Nos ayudas?

Ahora que se acercan grandes jornadas familiares y sociales y sus ineludibles sobremesas y corrillos, es el momento de hablar, de poner encima de la mesa una realidad que pide hacerse paso en tu día a día y en el de millones de mujeres. Y en este contexto, queremos pedirte que nos ayudes a hablar sobre la menstruación. La menstruación como un fenómeno del que muchas mujeres desconocen sus opciones, sus alternativas, sus herramientas y sus recursos.

Muchos quizá se echen las manos en la cabeza y te dirán… ¡ahora no toca! Pero siempre es el momento y cuanto más inconveniente sea percibido por la sociedad, más urgente ha de ser el llamamiento. Después de tantos y tantos meses de reflexión en los que hemos debatido sobre lo que no ocurre, es el momento de hacer que ocurra.

Comparte con otras mujeres y hombres que la menstruación no es de plástico y que lo que nos ofrece la sociedad son soluciones rígidas diseñadas sin tener en cuenta tu salud ni la del planeta. Porque un consejo siempre es un buen regalo.


Anatomía de una compresa de algodón (de verdad)

noviembre 28, 2016

compresas_bolsa_ultra_noche_dia_braga_tanga_farmaconfort_algodon_naturales_higine_femenina_mujeres_salud

A simple vista pueden parecer iguales, pero ya hemos podido ver en anteriores ocasiones que el hecho de que nos parezcan suaves y blancas, no significa que las compresas sean aptas para nuestra piel. La mayoría de marcas utiliza plásticos en contacto con la piel, blanqueadores ópticos (Cloro), perfumes y substancias súper absorbentes que, pese a tener un aspecto ‘inofensivo’, ‘calan’ en nuestra piel más de lo que nos compensamos.

Hoy te queremos explicar qué materiales utilizamos para fabricar una compresa en Farmaconfort. Como sabes, trabajamos con materiales naturales, ecológicos, reciclables o reciclados para evitar alergias y picores. Son los más respetuosos con el medio ambiente y con tu salud y ése es nuestro valor diferencial respecto a la competencia y respecto a tu higiene menstrual.

Siempre lo decimos, pero nunca está de más recordar que a lo largo de tu vida puedes llegar a utilizar más de 12.000 tampones, compresas y protegeslips. Por este motivo es fundamental que compruebes la composición y diseño de los productos que utilizas. Para nosotros, la parte más fundamental de la compresa no es una parte, es el todo. El algodón. Es el principal material que usamos para fabricar las compresas porque ayuda a prevenir los riesgos de picores, irritaciones y alergias.

El algodón ecológico es respetuoso con el medio ambiente a lo largo de su proceso de cultivo ya que no se emplean pesticidas, insecticidas y fertilizantes químicos ni ninguna sustancia contaminante. Su cultivo respeta los ciclos de la naturaleza y contribuye a mantener el equilibrio para preservar su potencial en el futuro. El puro algodón hipoalergénico se purifica a través de un proceso que NO usa cloro ni dioxin.

Utilizar productos de algodón puede fomentar el cultivo de esta fibra natural en zonas desfavorecidas como Pakistán, Tanzania o la India.

En cuanto a las partes propiamente dichas, diferenciamos tres. La primera de ellas, la capa superior. Está fabricada con un entrelazado especial de puro algodón hipoalergénico. En otras compresas del mercado esta capa suele ser de plástico o fibras sintéticas, que puede crear un clima de calor – humedad ideal para la proliferación de hongos, irritaciones y alergias. Esta es la única parte que está en contacto directo con la piel y debe ser hipoalergénica, además de suave y esponjosa.

En segundo lugar, el núcleo absorbente es la parte que tiene como misión absorber el flujo menstrual. A diferencia de otras compresas, el núcleo absorbente de Farmaconfort está fabricado únicamente con algodón, que permite su transpiración. Su capacidad de absorción es igual o incluso superior a otras y no se le añaden ni perfumes ni polímeros superabsorbentes que pueden llegar a irritar la piel.

En tercer lugar, encontramos la lámina impermeable. Para que no traspase, y gracias a un adhesivo fijador, conseguiremos que la compresa no se mueva. Y por último, y no menos importante, el envase. Desde Farmaconfort no podemos sino cerrar este ciclo de producción con lógica y coherencia, apostando y garantizando que todos los estuches que utilizamos están fabricados con cartón reciclado y reciclable.


A %d blogueros les gusta esto: