Propósitos de enero: cuidar mi higiene menstrual

enero 10, 2017

farmaconfort_salud_intima_femenina_mujeres_natural_alergias_algodon_saludable

Hacer algo de ‘cardio’, hidratarte después de la ducha, exfoliarte (aunque sea muy de vez en cuando y con uno de esos packs de cremas que te han regalado estas fiestas), beber mucha agua, desmaquillarte por las noches aunque te caigas de sueño, comprar y saber cocinar con quínoa (entre otros muchos superalimentos), cambiar el café por las infusiones, las escaleras por el ascensor…

¡Bendito enero! Son muchas las buenas intenciones y las rutinas que surgen cada año tras unas semanas de descontrol y excesos. Todas geniales y todas con un denominador común: tu salud (y tu piel). Nos encantan y esperemos que puedas combinarlas todas. Llevarlas cabo sin prisa, pero sin pausa, y que por una vez no se cumpla el sabio refranero popular con aquello de que quien mucho abarca, poco aprieta.

Sin embargo, todas estas listas están incompletas o son insuficientes. ¿Por qué? Porque no contemplan o velan por la que es una de las grandes olvidadas de la salud femenina: la higiene íntima y la higiene menstrual. En nuestra lista de 2017 deberíamos añadir algo así como: ‘evitar absorber pesticidas y tóxicos presentes a través de compresas o tampones’ o ‘no usar productos que puedan causar molestias y escozor en mi zona íntima debido a su composición’. Parece fácil y lo es aunque requiere de cierta fuerza de voluntad.

Los productos de higiene menstrual ofrecen diversas soluciones, pero vivimos en un mundo en el que impera un pensamiento único que, precisamente, aplaude y consolida las opciones más perjudiciales para la mujer y para el planeta. Y poco o muy poco han cambiado. Las soluciones dominantes son, de hecho, las más beneficiosas para un negocio en el que lo que menos importa es la salud y que crece no a su favor, sino en su contra.

Este 2017 no te olvides de ti y piensa un poco más en tu vagina y en cuántos tóxicos y componentes nocivos estás dispuesta a asumir mes a mes en tus rutinas, seas de tampón o de compresa. El mercado, poco a poco, ofrece mejores alternativas, diversas como diversas son las mujeres. Elige entre las que sean respetuosas con tu naturaleza y con lo que te rodea, el futuro, aunque creas que vas contracorriente. Por eso existimos y a eso nos dedicaremos con más ilusión que nunca este nuevo año que empieza. ¡A trabajar!


Cuando ‘ella’ también vuelve a casa por Navidad

diciembre 22, 2016

farmaconfort_cohitech_higiene_femenina_algodon_natural_salud_mujer_mujeres_blog_02

 

La menstruación también vuelve a casa por Navidad. Es más, de poder escoger unos días al año para presentarse sin que nadie la haya invitado, estamos seguros de que lo hará en festivo o en víspera de festivo, jejeje. Es el ‘encanto’ de la menstruación: tan predecible como inoportuna. Aunque, hay que decirlo, las prisas, las compras, los regalos, los desplazamientos, el estrés… todo influye y no todo va a ser culpa suya, ¿no? =)

Sin embargo, hay una cosa que queremos poner en valor. Hemos de empezar a ver la regla desde un nuevo punto de vista en el que sepamos sacar partido de nuestra naturaleza sin pretender hacer como que ‘no pasa nada’. Por mucha fiesta y mucho evento que tengamos por delante. Y no… no estamos pensando en colgarnos de un columpio al revés o bailar tango. Sacar partido es, sencillamente, vivir esos días de manera natural. Lo que viene siendo hacer un ‘lo que te pide el cuerpo’. Y más en Navidad. Veamos algunos ejemplos.

¿Te apetece meterte en el sofá bajo una mantita y no salir? ¡Adelante! Igual te han regalado una (manta). ¿Qué no puedes dejar de ver esas pelis de argumento navideño con actores desconocidos que emiten seguidas por la tele? ¡Adelante! ¿O te has tragado dos horas del especial de Raphael y no te has dado ni cuenta? ¡No te cortes! Ninguna época es mejor para ver la tele sin uso de razón, jeje. O mejor… ¿aún te quedan algunos días para el gran día y tu cuerpo necesita toda la clase azúcares en grandes cantidades? ¡Enhorabuena! Ya sabemos cómo acaban siempre las sobremesas. Tú sí que sabes.

Quizás exageremos un poquito. O quizá no. Pero… ¿recordáis que la estación del invierno suele compararse con la fase de la menstruación? Una época en la que nuestro cuerpo pide recogimiento, refugio, calor, calma. Pues eso: tenemos que hacer más caso a lo que nos pida el cuerpo, que frecuentemente, irá de la mano con lo que nos dicta la naturaleza. Así que aprovechad que llega el invierno (y especialmente la Navidad) y a vivir, que son dos días (y uno seguro que tenemos la regla).

Feliz Navidad ; )


Cuando el mejor regalo es un buen consejo

diciembre 9, 2016

blog_02

¿Os imagináis una Navidad en la que todo fuera blanco o negro? Pues así se vive la regla en nuestra sociedad para la que, además, el mercado ha creado soluciones que poco o nada tienen que ver con la naturaleza de la mujer y del genial milagro que acontece en ella mes a mes. Pero eso ya te lo hemos dicho más de una vez. El caso es que se acerca la Navidad y con ella, los regalos. Esa deliciosa fiebre por dar lo mejor a quienes más queremos. Y como decíamos en el título, hoy el post va de regalos.

Si alguna vez has probado y/u oído hablar del algodón 100% natural y orgánico y de sus propiedades aplicadas en productos de higiene menstrual o higiene íntima; si alguna vez alguien te ha hablado de lo perjudicial que es el plástico en contacto con la piel; si te han hablado de pesticidas, perfumes, irritaciones; si alguna vez has sentido que esa compresa o tampón que te acabas de poner te está pidiendo a gritos que lo tires a la basura, entonces… ¡te estamos buscando!

Te proponemos unas Navidades en las que podrás desmarcarte de los regalos de siempre, y convertirte en madrina de una ‘buena nueva’. En efecto, otra menstruación es posible y esa es la buena noticia, pero muchas mujeres aún no lo saben… =) ¿Nos ayudas?

Ahora que se acercan grandes jornadas familiares y sociales y sus ineludibles sobremesas y corrillos, es el momento de hablar, de poner encima de la mesa una realidad que pide hacerse paso en tu día a día y en el de millones de mujeres. Y en este contexto, queremos pedirte que nos ayudes a hablar sobre la menstruación. La menstruación como un fenómeno del que muchas mujeres desconocen sus opciones, sus alternativas, sus herramientas y sus recursos.

Muchos quizá se echen las manos en la cabeza y te dirán… ¡ahora no toca! Pero siempre es el momento y cuanto más inconveniente sea percibido por la sociedad, más urgente ha de ser el llamamiento. Después de tantos y tantos meses de reflexión en los que hemos debatido sobre lo que no ocurre, es el momento de hacer que ocurra.

Comparte con otras mujeres y hombres que la menstruación no es de plástico y que lo que nos ofrece la sociedad son soluciones rígidas diseñadas sin tener en cuenta tu salud ni la del planeta. Porque un consejo siempre es un buen regalo.


Otra menstruación es posible

noviembre 8, 2016

fc_01

La menstruación no es una fiesta (y tampoco un funeral). Pero todo lo que la envuelve parece estar alineado en un lado o en otro. Al final, todo es artificio por falta o por exceso.

¿Os habéis preguntado por qué en la televisión la menstruación sólo nos visita siendo jóvenes, atractivas y muy activas? ¿Y por qué cuando llega la regla nos vienen ganas de bailar tango, ligar, ir a la playa, subirnos a un columpio del revés? Quizá las mujeres creativas detrás de estas campañas sí tengan ganas de bailar y dar piruetas (si es que hay mujeres en la toma de decisiones de estos anuncios) pero al resto… muy probablemente no.

Generalmente (aunque celebramos y mucho las excepciones), la regla suele ir acompañada de sofás, de mantas, de infusiones calentitas, de días caseros… ¡Despertemos! La regla no es sólo una cuestión de sangrado y las soluciones que hay a nuestra disposición para ‘ocultar’ o aliviar ese hecho. Es algo más. Es ganas de no salir, de no hacer demasiado, de recogerse, ganas de no tener de ganas. Y es genial… Pero la realidad no es así: el mercado y la sociedad entiende la regla con artificio y aunque entendemos que el marketing en el siglo XXI lo envuelve todo, la regla no es un coche, ni un zumo, ni una colonia. Es la regla.

No hace faltar adornarla como una necesidad y convertirla en un sueño… Y sin embargo, ahí estamos. Prometiendo alegría y diversión infinitos. ¿Perdón? Y sí, claro que estamos a favor del marketing pero, ¿otro marketing es posible? Uno que nos deje vivir en paz y armonía con nosotras mismas.

Ya sabemos (y defendemos) que la regla no es un drama, pero no, gracias, no quiero colgarme boca abajo para comprobar lo absorbente que es mi compresa. Tampoco quiero que huela a Channel nº5. Porque la regla no huele, no debe oler. Y si huele… algo no va como debería.

Sabemos que los anuncios son exageraciones, pero las exageraciones esconden promesas que además son las causantes de un problema real. La súper absorción y el perfume (la tierra prometida de la menstruación) sólo es sinónimo de componentes, cuyos orígenes y efectos bien merecen ser tratados en otro post pero ya lo avanzamos, no son buenos para tu salud. ¿De verdad necesito súper-absorbencia y perfume?


7 consejos para una verdadera higiene menstrual

octubre 31, 2016

blog_menstrual_farmaconfort_higiene_intima_fememenina_mujeres_mujer_ginecologia_ginecologo_algodon

La mayoría de los consejos que tienen que ver con la higiene menstrual tienen que ver directamente con la higiene íntima (y con el sentido común). Es una relación indivisible. Una no existe sin la otra.

De manera específica, sin embargo, durante el periodo conviene ‘extremar’ algunas rutinas para poder disfrutar de un periodo natural, sano y fresco. No podemos hacer nada por evitar esas molestias que te visitan cada mes como dolores pélvicos o abdominales (no al menos de forma natural), pero sí podemos adoptar medidas que, en caso de obviar, pueden hacernos aumentar nuestras posibilidades de sufrir olores, picores… y todas esas incomodidades que tanta pereza nos dan cuando descubrimos que, efectivamente, nos ha venido la regla.

Como sabes, la menstruación es, en síntesis, un periodo en el que tu útero expulsa sangre y tejidos tras la ovulación. Por este motivo, es imprescindible velar por una higiene diaria en la zona genital. Tampoco conviene multiplicarla, sino sencillamente ser rigurosos. ¿Por qué? A menudo pensamos en ‘regla’ y reducimos este escenario a una urgencia: comprar tampones o compresas si es que no tenemos en casa. Poco más.

Nada más lejos de la realidad, puesto que, además de estos productos, la menstruación cambia según cómo cuidemos nuestro cuerpo y nuestra piel durante esos días. Son días en los que nuestro cuerpo se abre para ‘expulsar’ y por si fuera poco nuestro PH también está más sensible hacia infecciones como la candidiasis, por ejemplo.

  • Dúchate a diario: una ducha rápida con agua tibia para sentirte fresca y limpia es la mejor manera de empezar o terminar el día. No utilices jabones no específicos en la zona vaginal, nada de champús y geles de baño ‘normales’.
  • Lávate las manos antes y después de ir al lavabo puesto que vas a manipular tampones y compresas. Deben estar más limpias que nunca para evitar transmisión de bacterias.
  • Límpiate siempre de adelante hacia atrás. Importante: siempre, no sólo durante la menstruación. Siempre.
  • No uses prendas ajustadas y de fibras sintéticas o anti-transpirables. Tu cuerpo necesita respirar y regularse.
  • Lo mismo ocurre con los productos de higiene íntima. Parece una obviedad pero preferimos la ropa de algodón a las compresas de algodón. Así nos va… Utilizar compresas y tampones que contienen fibras sintéticas y productos químicos como perfumes y sustancia súper-absorbentes sólo puede tener un resultado en nuestra piel: ¡picor y olor! A menudo pensamos que la regla huele y no es cierto: su olor cambia cuando entra en contacto con fibras sintéticas que alteran además tu piel. Recuerda: olor y picor… mala combinación. Si estás cansada de esas molestias menos ‘graves’, pásate a los productos naturales de algodón 100% certificado y nos cuentas 😉
  • Utiliza tampones de absorción menor al flujo. Es preferible cambiar a menudo de tampón (4-6 horas máximo).
  • Si mantienes relaciones sexuales: protégete. Durante el periodo, las mujeres están más propensas a transmitir o contraer enfermedades hematológicas, como el VIH o la hepatitis B.

A %d blogueros les gusta esto: