Beneficios de la hidratación para tu salud

abril 25, 2018

Pese a que el titular puede parecer una obviedad, no lo es si partimos de una premisa básica para entender su importancia: no es lo mismo hidratarse que beber agua. Hidratarse significa mantener una correcta proporción de ella en nuestro organismo y, además de beber agua, existen otras maneras de velar por una correcta hidratación.

¿Qué?

Somos agua. En concreto, somos hasta un 60% agua. A lo largo del día existe una constante pérdida de ésta. Por ejemplo, cuando practicamos ejercicio, sudamos u orinamos. El agua va y viene. Por eso, es tan importante asegurar una correcta cantidad de agua en nuestro organismo para mantener su osmolaridad (concentración). Es decir, ¡para que todo vaya bien!

¿Quién?

Todos. Pero especialmente debemos prestar atención a niños y mayores ya que la sensación de sed disminuye con la edad y debemos estar atentos a sus necesidades, sobre todo si el ‘calor aprieta’.

¿Cuánto?

Según la mayoría de expertos, debemos beber al menos dos litros de líquido diarios (a excepción de embarazas y deportistas, cuyo consumo debe ser mayor). Del volumen total, algo menos de la mitad debe provenir de los alimentos ingeridos, sobre todo frutas y verduras. Y la otra mitad, como no puede ser de otra manera, debe ser agua u otras bebidas cuyo ingrediente principal sea el agua, como infusiones o caldos. En la práctica, estamos hablando de ocho vasos de líquidos diarios.

¿Por qué?

El agua nos ayuda a depurar. Es decir, un cuerpo bien hidratado elimina fácilmente las toxinas. También ayuda a evitar el estreñimiento y nos regula ‘por dentro’, mejorando también nuestro flujo sanguíneo. Por si fuera poco, el agua embellece. Nuestra piel, uñas, cabello… se ve más y mejor. Los beneficios de la hidratación son extensos y dan para un libro. Pero por destacar, es preciso poner de relieve lo importante que es estar hidratado a la hora de afrontar cualquier esfuerzo intelectual ‘diario’: trabajo, estudios, conducción, etc. El cerebro recibe un 20% del total del flujo sanguíneo, y si el cuerpo está deshidratado, el volumen de sangre, incluida la que alcanza el cerebro, se verá reducida. Si nuestro organismo está correctamente hidratado, reduciremos números de parecer dolor de cabeza, cansancio y pérdida de concentración y memoria. Luego, es imprescindible incluir el agua en nuestras hábitos y no sólo en las comidas.

¿Cómo?

Muy fácil: siempre que tengas sed, aunque los expertos recomiendan (sin obsesionarse) no esperar a tener sed para beber agua, ya que tener sed es un síntoma de que podemos empezar a deshidratarnos. Se aconseja también beber agua antes, durante y después de realizar cualquier deporte y aumentar el consumo cuando el calor aprieta. Lo ideal: llevar siempre una botella de agua mineral y así asegurar que tu cuerpo está perfectamente hidratado en cualquier momento y lugar.

Anuncios



Que se pare el mundo: ¡ahora es el momento!

marzo 7, 2018

Techo de cristal, brecha salarial, violencia machista, roles de género, cosificación… La carrera de obstáculos que una mujer debe superar a lo largo de su vida es tan larga como ‘invisible’. Por eso, es tan necesario sumar en la lucha de los derechos de la mujer. Trabajadora, ama de casa, madre, niña, estudiante, jubilada, migrante… no importa la circunstancia vital o económica, la mujer es la mitad del mundo.

El feminismo ha alcanzado la madurez y debe pasar a la acción. Superar la teoría y ser una realidad. Por eso, este año se llama al silencio, a la interrupción, al freno, al vacío. La discriminación de la mitad de la sociedad es un tema urgente que no precisa menos. Si desde 1910, el 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en 2018 será también un día de paro. De HUELGA en mayúsculas. Porque si las mujeres ‘paran’, se para el mundo.

Para que el ‘vacío’ realmente sea proporcional al lugar que ocupa la mujer, el próximo 8 de marzo se debe hacer evidente que si las mujeres paran, se para la economía, el consumo, dejan de funcionar hospitales, guarderías, se paran los organismos públicos, etc. Se para, sencillamente, todo. Porque las mujeres son la mitad, ni más ni menos.

La movilización de este año promete ser una jornada festiva y reivindicativa, rica en actividades y expresiones a lo largo y ancho de toda nuestra geografía. Y es que la transversalidad que adquiere esta reivindicación es lo que convierte el movimiento feminista en una lucha que nos concierne a todos y todas en prácticamente todos los ámbitos de la vida, no sólo en el entorno laboral.

Por la naturaleza y el sujeto de nuestra actividad (una nueva manera de entender la higiene íntima de la mujer), no podemos sino apoyar y sumar en esta lucha. Porque sin igualdad entre hombres y mujeres, no puede existir ningún otro tipo de igualdad.

 



14 de febrero: hagamos una (verdadera) revolución sexual

febrero 14, 2018

Hoy es San Valentín. Un día en el que el amor parece estar omnipresente: un corazón dibujado en el café con leche, unos bombones, una cena, un perfume, unas flores… pero, ojo, también es San Valentín en la tienda de electrodomésticos, en la panadería, en el quiosco, en la televisión, en la farmacia, en el centro comercial, en la peluquería y en el gimnasio. Hablamos del amor entendido como un regalo para el ser amado. Aunque en los últimos tiempos, ese halo de romanticismo se ha reducido (y de qué manera) a un generoso descuento que invite al consumo. Quizá por eso no sea amor…

El 14 de febrero es algo más. Es el Día Europeo de la Salud Sexual y Reproductiva. Un día que reivindica la libertad de vivir la sexualidad sin coacciones, discriminación o violencia. Un día que reivindica el amor, en definitiva. Porque el derecho a una sexualidad activa y placentera repercute de manera positiva en la sociedad y en su calidad de vida. Y lo es porque también repercute en su salud.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; la cual no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud”. Independientemente de la edad, el sexo y la orientación afectivo-sexual de cada persona, la salud sexual y reproductiva es un aspecto fundamental de nuestra salud global y como tal ha de estar presente, defenderse y cuidarse.

Desde Farmaconfort, queremos mostrar nuestro apoyo integral hacia la protección y cuidado de una vida sexual satisfactoria. Una salud sexual que debe empezar por el acceso a la información y que, además, sólo puede ir acompañada de una correcta salud íntima y menstrual. Por eso en nuestra web encontrarás información, consejos y tips que te ayudarán a prevenir y mejorar tus hábitos íntimos, especialmente durante la menstruación, elemento central de la salud reproductiva.

Recordemos pues que hoy no sólo es un día para regalar o recordar si tenemos o no pareja, sino un día para reflexionar y hacer balance de aquellas medidas, pautas y rutinas que nos ayudarán a mejorar nuestra salud sexual y que, por cierto, abordaremos próximamente en el blog.



A %d blogueros les gusta esto: