¿Por qué la copa menstrual puede cambiarte la vida?

enero 16, 2019

En el pasado post quisimos finalizar el año facilitando una lista de siete deseos o propósitos con los que iniciar un año 2019 por todo lo alto. Hoy vamos a centrarnos en el primero. ¡Prueba algo nuevo! En concreto, prueba la copa menstrual. Un producto que ha cambiado la vida de muchas mujeres y su manera de entender la menstruación y que, desde Farmaconfort no podemos sino recomendar. Su llegada al mercado ha supuesto un verdadero cambio de paradigma.

Existen tantas menstruaciones como mujeres y, precisamente por esa razón, hemos de entender que no todos los productos son óptimos para cada una de nosotras. Compresas, tampones, copa menstrual… Cada una tenemos nuestras rutinas y – por qué no decirlo – manías. Al mismo tiempo, cada vez hay más alternativas. Algo que desde Farmaconfort aplaudimos y compartimos. Todas son necesarias para ‘desencorsetar’ un fenómeno históricamente tan sometido como es el de la menstruación.

Todas conocemos alguna amiga que está encantada con la copa menstrual. ¿Te animas a probarla? Siéntete libre. Quizá no sea para ti o quizá sí. Lo importante es poder probar y elegir cómo queremos cubrir nuestras necesidades durante los días del período. La copa menstrual, como sabes, es una alternativa natural al uso de otros productos de higiene femenina como tampones o compresas.

En esencia, recoge el flujo menstrual del periodo y lo retiene hasta el momento de su extracción. Además, su aplicación es muy sencilla. Tanto o más que un tampón tradicional. Además, la pueden usar todo tipo de mujeres según edad y estado físico, también después de un parto vaginal. Son muchas sus bondades, pero hay una que quizás prevalece sobre las demás. Es ideal para tu bolsillo y aún más. Ahora qué… ¿Te animas?

Anuncios

3 propuestas de regalos para una Navidad con conciencia

diciembre 3, 2018

 

Se acerca la Navidad y no se esperan grandes sorpresas: cada año, el mismo desfile de comidas, cenas, visitas y sobremesas que se alargan entre desplazamiento y desplazamiento. Una visita por aquí, un compromiso por allá. Aún queda, sí, pero las alarmas, sin embargo, ya están encendidas.

Es oficial, las luces de la calle nos alertan: es tiempo de compras y una preocupación sobrevuela por encima de otras: ¡los regalos! Otra vez el mismo ritual y las mismas dudas. Acertar es cada año más difícil y la promesa de un regalo 100% práctico que no se quede en el olvido nos obliga a tener los ojos bien abiertos. Desde Farmaconfort os proponemos algunos regalos para acertar y ser siempre recordados:

 

1.- Para futuras mamis (y papis)

¿Te atreves a personalizar un pack de producto con productos para el post-parto 100% de algodón hipoalergénico? Nada más práctico y valioso para esos días en los que te todo el mundo regala de todo menos lo que verdaderamente necesitan: la tranquilidad de saber que la piel de la mamá está en contacto con su bebe y no con perfumes ni plástico.

 

2.- Para amigas invisibles

No hay una menstruación invisible, pero sí una que es capaz de reducir residuos y recursos. La copa menstrual, una alternativa a compresas y tampones, natural, cómoda, ecológica y reutilizable que conquista siempre a quién la prueba. La copa menstrual de Farmaconfort es ideal para todo tipo de mujer y es tan fácil de usar (o más) que un tampón.

 

3.- Para ávidas lectoras

Si miramos la vista atrás coincidiremos en una cosa: 2018 ha sido un año en el que el feminismo ha vuelto reclamar su justo y necesario lugar en el mundo. La revista Vogue comparte una lista de libros feministas imprescindibles que marcarán 2019 y que harán las delicias de las lectoras que no quieren perder detalle de esta necesaria revolución. Un regalo perfecto que también admite ser auto-regalado.

 

 

 




Desnuda tu piel de plásticos y perfumes

julio 18, 2018

En la frutería del súper se puede ver una caja de un material a simple vista parecido al ‘porexpan’ con media piña pelada. También puedes llevarte unos gajos de mandarina, por supuesto, pelada. O unos trozos de sandía. Todo envuelto, eso sí, con el clásico papel de film. Es decir, fruta pelada y envuelta en plástico. Recapacitemos: ¿es necesario envolver la fruta de plástico cuando ésta ya posee la capa protectora más eficiente que existe en la naturaleza? La piel.

En respuesta a esta aberración, surgió una iniciativa bajo el nombre #DesnudaLaFruta. Su objetivo: denunciar el excesivo uso de plástico en la comercialización de frutas y verduras. Tras varias semanas en marcha, la campaña ha llenado las redes de fotos que muestran el despilfarro de un material que, al contrario que la piel, no se biodegrada.

El hombre es el único animal capaz de hacer algo así, pero también es capaz de aplicar el mismo modelo de estupidez y tropezar dos veces con la misma piedra. Algo parecido es lo que ocurre en nuestras compresas y protegeslips. No porque estén envueltos de plástico, sino porque lo contienen y pueden contener substancias potencialmente tóxicas o sintéticas que, bajo el nombre, perfumes, tienen como objetivo disfrazar un supuesto mal olor que no sería tal de no existir el perfume que lo pretender enmascarar.

¿Es necesario añadir perfumes a nuestras compresas cuando la menstruación no huele y lo que huele es, precisamente, el resultado de la escasa transpiración que se produce cuando una compresa está en contacto con nuestra piel y se encuentra con componentes potencialmente tóxicos y/o sintéticas? ¿No será más fácil, sostenible y natural (y económico) apostar por tejidos naturales, hipo-alergénicos y transpirables como el algodón?

Casi siempre (por no decir siempre) el camino más corto entre el punto A y B es una línea recta y eso es justamente lo que no encontramos en la gran mayoría de productos de higiene menstrual. Como consumidores, debemos exigir transparencia y honestidad a los productos que consumimos. No debemos contribuir en rizar más un rizo que afecta a nuestra salud y la del planeta. Desnudemos la fruta de plásticos y hagámoslo también con nuestra piel. Para que el planeta y nuestro cuerpo puedan, al fin, respirar.

 

 

 


Tampón y verano: que NO debes hacer

julio 9, 2018

No importa si tu destino es playero o montañero. Si tienes previsto recorrer kilómetros de selva, no salir de piscina o habitar la ciudad libre de gente y tráfico. Las ventajas del tampón en los meses de estío son incuestionables. Es el rey del verano. Discreto y seguro, a estas alturas nadie duda de su eficacia y comodidad y su reinado promete ser largo ; ) No obstante, siempre es bueno recordar algunos consejos y pautas básicos para un correcto uso y que, por muy experimentadas que seamos, conviene tener siempre presente.

De hecho, no importa si este será tu primer verano con la regla o si, por el contrario, sabrías adivinar hasta el minuto en el que hará acto de presencia. El uso de tampones como método de higiene íntima durante los días de la menstruación requiere ciertas precauciones y recomendaciones para que resulte un método cómodo, limpio y sobre todo seguro.

Lo primero que no debes olvidar está en tus manos. Y son ellas mismas, pues son el principal ‘atajo’ que tiene nuestro cuerpo para transmitir infecciones y bacterias. Primera lección: antes de ponerte un tampón, lávate siempre las manos con agua y jabón para evitar que puedan entrar en tu cuerpo microbios y otras sustancias no deseadas.

En segundo lugar, una lección tan o más importante que la primera. Debemos usar un tampón de capacidad adecuada a nuestro flujo menstrual. Además, si podemos adaptar esta capacidad a la intensidad de flujo durante los días de la menstruación mejor que mejor. De hecho, como especialistas, siempre recomendamos utilizar un flujo algo menor.

Por último, otro mantra que debemos repetirnos: cambiar el tampón de manera regular pasadas unas 4 horas y nunca superar las 8 horas, algo que desaconsejamos. Lo ideal es utilizar un flujo inferior y aumentar la frecuencia de cambio. De esta manera cumplimos con las premisas dos y tres a la vez. Ya lo apuntábamos en el anterior post, desconfía de la súper absorción. El algodón natural es el mejor componente para estar en contacto con tu piel y no necesita ser alterado para asegurar una buena absorción del flujo menstrual.

Aunque parezcan recomendaciones muy obvias, es importante que las tengamos siempre presentes y más en estos meses en los que, lógicamente, aumenta el consumo de tampones.

 

 


Día Mundial del Medio Ambiente: cómo tu higiene menstrual puede salvar el planeta

junio 5, 2018

A lo largo de su vida, una mujer puede llegar a utilizar más de 20.000 unidades utilizadas (y desechadas) entre compresas, protegeslips y tampones. La cifra puede oscilar, pero no lo suficiente como para no darnos cuenta de la dimensión del problema y que tiene un denominador –enemigo- común: el plástico.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra el 5 de junio es necesario recordar que nuestra higiene menstrual también suma (o resta). Usar un tampón de algodón u otro que no lo sea puede ser irrelevante en un momento determinado, pero la suma de todos nos ayuda a entender la importancia que tienen estos productos en el planeta.

El lema de este año es, precisamente, “Sin contaminación por plástico”. Y es que cada año se llegan a verter a los océanos alrededor de 8 millones de toneladas de plástico, entre los cuales flotan nuestros productos de higiene íntima mal desechados. Muchos ya conoceréis las famosas “islas” de plástico que flotan por muchos mares y que ocupan la superficie que suman juntas España, Francia y Alemania.

Por eso, no nos cansamos que decirlo: no sólo es fundamental que compruebes la composición y diseño de los productos que utilizas, sino que es urgente que lo hagamos para evitar que nuestros ecosistemas se ahoguen en el plástico.

¿Y qué podemos hacer? Confiar en el algodón orgánico y 100% natural, cuyo cultivo y producción respete los ciclos de la naturaleza. A la hora de algo tan común y diario como tu higiene, no hagas excepciones porque el planeta no espera. Usa productos elaborados con materiales naturales como el algodón para un menor impacto medioambiental.

En definitiva, apuesta por una salud íntima que apueste por el futuro del planeta y destierre el plástico de una vez por todas. No sólo es un gran respiro para el planeta, sino que está totalmente a nuestro alcance. Sin contar con los beneficios que revierten directamente en nuestra salud íntima, que nos son pocos y que son nuestra razón de ser.

Como sabes, en Farmaconfort utilizamos algodón orgánico y 100% natural. Elaboramos nuestros con materiales naturales para un menor impacto medioambiental. Es un compromiso y una filosofía que adoptamos desde el principio y que te ofrecemos para que, además de cuidar de ti de la manera más sana y natural, aportes también tu pequeño granito de arena al gran cambio que reclama la naturaleza.

 


A %d blogueros les gusta esto: