¡Año nuevo, imagen nueva!

enero 19, 2018

En Farmaconfort hemos empezado el año a lo grande: con un cambio de imagen en nuestra gama de higiene femenina. Una identidad visual más fresca, limpia y actual a tu disposición y que engloba el packaging de producto. En este post compartimos alguna de las claves del cambio. ¡Esperemos que os guste!

El nuevo diseño e identidad visual de su gama de higiene femenina acerca a todas las consumidoras la suavidad y el uso de algodón ecológico de la marca. Mediante la implantación del nuevo diseño en sus referencias, la marca de higiene femenina dota de una mayor coherencia a su gama de compresas, tampones y protegeslips.

Con este nuevo packaging, queremos acercarnos a un público más joven, con un pack más atractivo a la vista, reduciendo un poco la medida de la imagen del producto, ahora que el consumidor ya reconoce Farmaconfort como el referente de la higiene femenina natural y ecológica de la farmacia. En esta renovación se ha suavizado el logo de la marca, pasando de un concepto más ‘retro’ en los primeros packs a un logo más visual y discreto.

Como elemento común, el pack conserva el fondo blanco, que se relaciona con el mundo sanitario y farmaceútico, pero donde la imagen de la mujer da un aire más fresco y joven, acercando el producto a cualquier consumidora independientemente de su edad.

Lo que debes saber:

1.- Los cambios de identidad visual se han aplicado a toda la gama de tampones (con aplicador y digitales), compresas ultra de día y de noche, así como en los protegeslips (classic, adaptable, maxi plus y ultrafinos envasados individualmente).

2.- En todos los nuevos envases destaca la palabra “ecológico”, al referirse al algodón con el que están elaborados los productos, un elemento diferenciador de la marca y que pretende potenciar aún más con esta nueva apuesta gráfica.




7 curiosidades sobre la menstruación que quizá no sabías (I)

noviembre 20, 2017

 

Sobre la menstruación queda mucho por decir y aún más por conocer. Hoy revisaremos algunas realidades que nunca está de más recordar, bien por necesarias, bien por sorprendentes, bien por escondidas. ¡Prestad atención!

  1. Tenemos la regla durante una media de 38 años

Pues sí. Más de la mitad de nuestra vida la pasamos lidiando con nuestras hormonas y sus vaivenes. Calcularlo es sencillo y el resultado es la diferencia entre 12, la edad media en la que la regla aparece en la mayoría de mujeres, y 50, la edad en la que de manera más generalizada desaparece. De esta manera, obtenemos la contundente cifra de 38 años.

  1. El síndrome premenstrual es (muy) común

No es algo excepcional. Todo lo contrario. ¿Sabías que cerca del 90% de las mujeres lo padecen alguna vez en sus vidas? Además, el síndrome premenstrual puede afectar a las mujeres que menstrúan de todas las edades. Aunque no se conocen con precisión las causas, podría responder a una alta sensibilidad a los cambios hormonales, provocando cambios de humor fuertes y constantes dolores de cabeza, entre otros.

  1. El Síndrome del Shock Tóxico (SST): prevención e información

Es importante hablar de él para no tener que hablar de él. En este blog abordamos hace tiempo el origen del SST y por qué se relaciona tanto con la menstruación y la higiene femenina. El origen del SST son unas toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus aureus, que se encuentra comúnmente en la piel, nariz y vagina. Aunque se trate de una enfermedad rara, es grave, pero tenemos a nuestro alcance medidas para evitarla. Una correcta higiene íntima femenina en cualquier fase del ciclo menstrual nos ayudará a reducir las probabilidades de sufrir este shock.

  1. El ciclo menstrual no te hace débil: ¡te empodera!

Al contrario de lo que solemos creer, la regla no nos hace más débiles. Por su naturaleza, el ciclo menstrual nos permite potenciar un amplio abanico de sensibilidades que precisamente no destilan fragilidad sino fortaleza y conocimiento. Desde el día 1 hasta el día 28: energía, intuición, protección, reflexión… Cada fase potencia una determinada sensibilidad. Por eso es importante recordar que durante la menstruación no hay que confundir la fatiga y el cansancio con la debilidad. Sino con el recogimiento, la reflexión y la depuración.

  1. La menstruación nos cuesta más de 16.000 euros

Entre tampones, compresas, anticonceptivos y fármacos para tratar los dolores leves o moderadores durante 38 años… el cálculo da para pedir una hipoteca, ¿no creéis?

  1. El apetito sexual puede aumentar

Durante la menstruación muchas mujeres experimentan un descenso de la lívido. Como siempre, esto es algo no generalizado, aunque sí mayoritario. El deseo puede disminuir ya que estamos cansadas y algo más sensibles. Pero cuando el periodo está por finalizar la producción de estrógenos aumenta, aumentando el deseo sexual. La explicación científica (que no convierte la afirmación del titular en generalizada) es que el estrógeno aumenta el deseo sexual, mientras que la progesterona, lo suprime. Ambas varían en función del momento en el que se encuentren del ciclo menstrual. Desde el primer día que se produce el periodo, hasta el día 14 de ese ciclo (aprox.), el estrógeno se mantiene muy elevado y la progesterona muy baja.

  1. Durante nuestra vida fértil utilizamos más de 12.000 tampones, compresas o protegeslips

En nuestra web lo habrás podido leer más de una vez: a lo largo de tu vida puedes llegar a utilizar más de 12.000 tampones por este motivo es fundamental que compruebes la composición y diseño de los productos que utilizas. Si no estás segura de que tus actuales tampones te dejan residuos, haz la prueba “del vaso”. Aquí te explicamos cómo:


¿Cómo reducir los trastornos que aparecen durante la menopausia?

octubre 25, 2017

 

Depende de muchos factores, pero de todos ellos el más importante eres tú. Sí, en esta etapa muchas mujeres ven cómo aumenta el riesgo a sufrir problemas como la osteoporosis, incontinencia urinaria, aumento de peso, ansiedad y sofocos… Pero lo que también sabemos es que el motor capaz de revertir su aparición y neutralizar sus efectos, y por lo tanto, responsable de que seas capaz de vivir esta etapa en plenitud, eres tú.

De hecho, podríamos decir que se trata de un motor cuyos engranajes están compuestos por una serie de hábitos de salud que en conjunto contribuyen de manera especial a conseguir el bien más preciado en esta etapa: tu bienestar. Repasamos los imprescindibles (muchos de ellos aplicables también a cualquier etapa vital):

1.-Muévete, muévete mucho. Camina al menos una hora cada día, nada o practica Aquagym. Lo que más te guste. Es vital mantener en forma los huesos, articulaciones y músculos. Si trabajamos este aspecto de manera regular mejoraremos nuestra flexibilidad, el tono muscular, la circulación y la capacidad respiratoria, entre otros beneficios.

2.- ¡Bienvenido calcio! Para mantener el ritmo necesitamos a nuestros huesos en perfecta forma y en esta etapa se tiende a perder masa ósea. Seguir una dieta rica en calcio (leche y sus derivados), frutos secos, vegetales verdes oscuros (como la espinaca o el brócoli) y, en general, los alimentos ricos en vitamina D que favorezcan su absorción será una de las principales claves.

3.-¡Reduce todo lo tóxico! Tabaco, alcohol, cafeína… Tu salud cardiovascular está en juego. Todos estos hábitos además impiden una correcta absorción del calcio de los alimentos, entre otros efectos contraindicados conocidos ya por todos.

4.-Ommmmmmmm. Los sofocos, la angustia, la ansiedad, la fatiga… Todo influirá en tu estado de ánimo y éste tenderá al desánimo y la inestabilidad. Neutraliza su importancia mediante la práctica de métodos de relajación. Infórmate y no dudes en aprender técnicas básicas de relación pues verás cómo influyen al alza y de manera determinante en tu concentración, memoria y energía.

5.- ¡Mantén los kilos de más a raya! En efecto, la eterna preocupación no cesa ni en esta etapa. La tendencia a aumentar de peso es una realidad a la que hay que dar respuesta y no exceder las necesidades energéticas recomendadas (1.800 calorías según la OMS).

6.- Sé disciplinada con las revisiones: Acude a tus revisiones ginecológicas sin falta para realizar los controles, pruebas, mamografías, etc., que tu médico o especialista considere. El cáncer de mama es el cáncer más prevalente en la mujer española y la prevención es clave.

7.- ¡Stay positive! Tu actitud es el factor clave. El final del ciclo menstrual no debe convertirse en el final de una etapa sino en el comienzo de una fase que combina tres circunstancias geniales: madurez, experiencia y plenitud.

8.- ¿Incontinencia? Vuelve a lo natural: La menopausia es una excelente oportunidad para deshacernos de complejos, prejuicios y sobre todo de artificios. Y cuando la incontinencia hace acto de presencia, ¡más aún! Como en la alimentación y en la vida, apuesta por todo lo que es natural, también en tu higiene íntima, a la que deberás prestar una atención especial y para la que te proponemos utilizar nuestras compresas especiales de Puro Algodón. ¡Notarás la diferencia! Infórmate aquí sobre nuestra gama especial FarmaConfort Plus.

 


A %d blogueros les gusta esto: