Algodón: 5 preguntas sobre el gran aliado de tu higiene menstrual

agosto 10, 2018

1.- ¿Todas las compresas son de algodón?

No. Más bien al contrario. Son pocas las marcas que elaboran los productos de higiene femenina de algodón 100% hipoalergénico (Farmaconfort es pionera y líder). La mayoría no son de algodón, ni tan siquiera lo contienen.

2.- ¿Por qué están importante que el algodón esté en contacto con la piel en nuestra zona íntima?

Por sus propiedades naturales beneficiosas para la higiene femenina. Existen productos que contienen plástico o perfumes que, en permanente contacto con la piel, además de ser irritantes, pueden dificultar la transpiración. El algodón, sin embargo, ayuda a reducir y prevenir los riesgos de irritaciones, picores, infecciones y alergias.

3.- ¿La regla huele?

No, no huele (si mantenemos una higiene regular, claro). Lo que huele es, precisamente, el resultado de la escasa transpiración que se produce cuando una compresa está en contacto con nuestra piel y se encuentra con componentes potencialmente tóxicos y/o sintéticos como perfumes o superabsorbentes. Una escena clásica’ producida cuando la compresa no es de algodón (aunque lo parezca).

4.- ¿Cómo puedo saber que una compresa es de algodón?

Lo mejor es comprobar la composición y diseño de los productos que utilizas y consultar con el farmacéutico o médico de confianza. Desconfía de los envases en los que aparece la palabra cotton o algodón, pues no se refieren a su composición sino a la apariencia.

5.- ¿Cuáles son las propiedades del algodón que lo hacen tan adecuado para estar en contacto con la piel?

Destacamos 5 propiedades principales: Es transpirable, es decir, retiene el flujo y permite el paso del aire a través de sus fibras. En segundo lugar, garantiza un nivel óptimo de humedad, permitiendo el justo intercambio de humedad con el exterior y reduciendo la deshidratación. También es compatible con el pH fisiológico y no altera la acidez natural de la mucosa vaginal. Es hipo-alergénico, dermatológicamente testado, por lo que atenúa y ayuda a prevenir los riesgos de irritaciones, picores, infecciones y alergias. Por último, y no menos importante: mantiene un tacto suave y agradable con una máxima protección.

 


Desnuda tu piel de plásticos y perfumes

julio 18, 2018

En la frutería del súper se puede ver una caja de un material a simple vista parecido al ‘porexpan’ con media piña pelada. También puedes llevarte unos gajos de mandarina, por supuesto, pelada. O unos trozos de sandía. Todo envuelto, eso sí, con el clásico papel de film. Es decir, fruta pelada y envuelta en plástico. Recapacitemos: ¿es necesario envolver la fruta de plástico cuando ésta ya posee la capa protectora más eficiente que existe en la naturaleza? La piel.

En respuesta a esta aberración, surgió una iniciativa bajo el nombre #DesnudaLaFruta. Su objetivo: denunciar el excesivo uso de plástico en la comercialización de frutas y verduras. Tras varias semanas en marcha, la campaña ha llenado las redes de fotos que muestran el despilfarro de un material que, al contrario que la piel, no se biodegrada.

El hombre es el único animal capaz de hacer algo así, pero también es capaz de aplicar el mismo modelo de estupidez y tropezar dos veces con la misma piedra. Algo parecido es lo que ocurre en nuestras compresas y protegeslips. No porque estén envueltos de plástico, sino porque lo contienen y pueden contener substancias potencialmente tóxicas o sintéticas que, bajo el nombre, perfumes, tienen como objetivo disfrazar un supuesto mal olor que no sería tal de no existir el perfume que lo pretender enmascarar.

¿Es necesario añadir perfumes a nuestras compresas cuando la menstruación no huele y lo que huele es, precisamente, el resultado de la escasa transpiración que se produce cuando una compresa está en contacto con nuestra piel y se encuentra con componentes potencialmente tóxicos y/o sintéticas? ¿No será más fácil, sostenible y natural (y económico) apostar por tejidos naturales, hipo-alergénicos y transpirables como el algodón?

Casi siempre (por no decir siempre) el camino más corto entre el punto A y B es una línea recta y eso es justamente lo que no encontramos en la gran mayoría de productos de higiene menstrual. Como consumidores, debemos exigir transparencia y honestidad a los productos que consumimos. No debemos contribuir en rizar más un rizo que afecta a nuestra salud y la del planeta. Desnudemos la fruta de plásticos y hagámoslo también con nuestra piel. Para que el planeta y nuestro cuerpo puedan, al fin, respirar.

 

 

 


Tampón y verano: que NO debes hacer

julio 9, 2018

No importa si tu destino es playero o montañero. Si tienes previsto recorrer kilómetros de selva, no salir de piscina o habitar la ciudad libre de gente y tráfico. Las ventajas del tampón en los meses de estío son incuestionables. Es el rey del verano. Discreto y seguro, a estas alturas nadie duda de su eficacia y comodidad y su reinado promete ser largo ; ) No obstante, siempre es bueno recordar algunos consejos y pautas básicos para un correcto uso y que, por muy experimentadas que seamos, conviene tener siempre presente.

De hecho, no importa si este será tu primer verano con la regla o si, por el contrario, sabrías adivinar hasta el minuto en el que hará acto de presencia. El uso de tampones como método de higiene íntima durante los días de la menstruación requiere ciertas precauciones y recomendaciones para que resulte un método cómodo, limpio y sobre todo seguro.

Lo primero que no debes olvidar está en tus manos. Y son ellas mismas, pues son el principal ‘atajo’ que tiene nuestro cuerpo para transmitir infecciones y bacterias. Primera lección: antes de ponerte un tampón, lávate siempre las manos con agua y jabón para evitar que puedan entrar en tu cuerpo microbios y otras sustancias no deseadas.

En segundo lugar, una lección tan o más importante que la primera. Debemos usar un tampón de capacidad adecuada a nuestro flujo menstrual. Además, si podemos adaptar esta capacidad a la intensidad de flujo durante los días de la menstruación mejor que mejor. De hecho, como especialistas, siempre recomendamos utilizar un flujo algo menor.

Por último, otro mantra que debemos repetirnos: cambiar el tampón de manera regular pasadas unas 4 horas y nunca superar las 8 horas, algo que desaconsejamos. Lo ideal es utilizar un flujo inferior y aumentar la frecuencia de cambio. De esta manera cumplimos con las premisas dos y tres a la vez. Ya lo apuntábamos en el anterior post, desconfía de la súper absorción. El algodón natural es el mejor componente para estar en contacto con tu piel y no necesita ser alterado para asegurar una buena absorción del flujo menstrual.

Aunque parezcan recomendaciones muy obvias, es importante que las tengamos siempre presentes y más en estos meses en los que, lógicamente, aumenta el consumo de tampones.

 

 


28 de mayo, por un nuevo modelo de salud menstrual

mayo 28, 2018

Hoy, 28 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Higiene Menstrual.

Este día, impulsado desde 2013 por la ING alemana Wash United, tiene como objetivo educar y concienciar a niñas y mujeres -y a la sociedad en su inmensa diversidad- de la importancia de seguir unos hábitos saludables durante la menstruación. Pero como ya hemos apuntado en más de una ocasión, no sólo es una cuestión de higiene y salud, sino que es también una cuestión social y cultural.

Para todos los que formamos parte del ámbito de la salud y la higiene íntima, se trata de una fecha que nos sirve para visibilizar. La menstruación sigue siendo un tabú y aún hoy resulta difícil hablar de los problemas derivados de la menstruación y de los procesos de cambio que afectan mes a mes a millones de mujeres. Pero ojo, no sólo en países en desarrollo, sino también en nuestra sociedad occidental. Hay camino que recorrer y cada 28 de mayo debemos seguir cuestionando y avanzando.

Por eso, el Día Internacional de la Higiene Menstrual es también un día de divulgación en el que debemos sumar conocimiento, reflexión y pedagogía con un único fin: normalizar algo que, por mucho que ‘lo sea’, aún no es considerado ‘normal’. No es la primera vez que lo decimos, durante su vida fértil una mujer puede llegar a utilizar más de 15.000 tampones, protegeslips y compresas. La menstruación es, de hecho, un proceso natural que tiene un enorme impacto en la economía, la educación, el medio ambiente y los derechos humanos, y por supuesto, la salud.

Por la misma razón, es necesario replantear y reflexionar sobre el modelo de higiene menstrual que queremos consumir y con el que queremos convivir. Desde Cohitech, siempre hemos apostado por una higiene femenina más saludable y natural, con una amplia gama de productos que cubren todas las necesidades de la mujer con los beneficios del puro algodón natural y ecológico.

Hoy más que nunca, reivindicamos que una higiene menstrual de calidad, ecológica y sostenible con el medio ambiente y que garantice los máximos beneficios para la salud de la mujer siempre será nuestro principio y fin.




A %d blogueros les gusta esto: