¿Qué debemos pedirle a nuestra menstruación?

noviembre 19, 2018

 

En realidad, este título es una trampa. Sí, sí. Trampa. ¿Que qué debemos pedirle a nuestra menstruación? Nada. Al contrario, ella nos da. Provee, que dirían algunos. La menstruación forma parte de nuestras vidas. Nos completa, nos cambia, nos acompaña. Es juez y parte. Pero sobre todo, es algo natural.

Así que, si tenemos que pedirle algo, por pedir, vamos a poner el foco en la higiene menstrual. Es decir, ha sido el hombre el que ha creado soluciones para dar respuesta a esta necesidad, natural como la vida misma. Ojo, y decimos necesidad, nunca un problema. La menstruación no es un problema, lo mismo que no lo es que seamos rubios o morenos, o que parpadeemos cada cierto tiempo.

A nuestra higiene menstrual, en tanto que nosotros somos los que le hemos dado forma, sí debemos exigirle. Y debemos hacerlo fieles a lo que es la menstruación. Un proceso natural. Por eso, los productos de higiene menstrual deben ser iguales: naturales. Es nuestro deber repetirlo muchas veces. ¿Por qué? Por muchos motivos.

Hay tantos males asociados desde siempre a la menstruación cuya responsabilidad recae, sin embargo, en los productos diseñados para ella… Que es necesario decirlo claro: no, esos picores, esas molestias, esa sensación tan desagradable no es por la menstruación. Es por tus compresas. Y más concretamente, por el plástico que habita en ellas disfrazado, eso sí, de algodón natural.

Hace ya algunos post que no recurrimos a la cifra, pero está ahí, y es bueno tenerla presente. A lo largo de tu vida puedes llegar a utilizar más de 20.000 compresas o protegeslips, por este motivo es fundamental que compruebes la composición y diseño de los productos que utilizas. ¿Es algodón 100% natural e hipoalergénico? ¿Es algodón, en definitiva?

El uso diario de protegeslips y compresas de plástico puede generar un microclima de calor-humedad que puede multiplicar la proliferación de bacterias, hongos, alergias e irritaciones. Es solo un ejemplo. Pero hay más. Utilizar plástico en nuestra higiene íntima es como ir en contra de la menstruación. No tiene sentido y además, incide directamente en nuestra salud y bienestar. Así que sí, ya sabemos qué es lo que debemos pedir.

 

Anuncios

Propósitos de enero: cuidar mi higiene menstrual

enero 10, 2017

farmaconfort_salud_intima_femenina_mujeres_natural_alergias_algodon_saludable

Hacer algo de ‘cardio’, hidratarte después de la ducha, exfoliarte (aunque sea muy de vez en cuando y con uno de esos packs de cremas que te han regalado estas fiestas), beber mucha agua, desmaquillarte por las noches aunque te caigas de sueño, comprar y saber cocinar con quínoa (entre otros muchos superalimentos), cambiar el café por las infusiones, las escaleras por el ascensor…

¡Bendito enero! Son muchas las buenas intenciones y las rutinas que surgen cada año tras unas semanas de descontrol y excesos. Todas geniales y todas con un denominador común: tu salud (y tu piel). Nos encantan y esperemos que puedas combinarlas todas. Llevarlas cabo sin prisa, pero sin pausa, y que por una vez no se cumpla el sabio refranero popular con aquello de que quien mucho abarca, poco aprieta.

Sin embargo, todas estas listas están incompletas o son insuficientes. ¿Por qué? Porque no contemplan o velan por la que es una de las grandes olvidadas de la salud femenina: la higiene íntima y la higiene menstrual. En nuestra lista de 2017 deberíamos añadir algo así como: ‘evitar absorber pesticidas y tóxicos presentes a través de compresas o tampones’ o ‘no usar productos que puedan causar molestias y escozor en mi zona íntima debido a su composición’. Parece fácil y lo es aunque requiere de cierta fuerza de voluntad.

Los productos de higiene menstrual ofrecen diversas soluciones, pero vivimos en un mundo en el que impera un pensamiento único que, precisamente, aplaude y consolida las opciones más perjudiciales para la mujer y para el planeta. Y poco o muy poco han cambiado. Las soluciones dominantes son, de hecho, las más beneficiosas para un negocio en el que lo que menos importa es la salud y que crece no a su favor, sino en su contra.

Este 2017 no te olvides de ti y piensa un poco más en tu vagina y en cuántos tóxicos y componentes nocivos estás dispuesta a asumir mes a mes en tus rutinas, seas de tampón o de compresa. El mercado, poco a poco, ofrece mejores alternativas, diversas como diversas son las mujeres. Elige entre las que sean respetuosas con tu naturaleza y con lo que te rodea, el futuro, aunque creas que vas contracorriente. Por eso existimos y a eso nos dedicaremos con más ilusión que nunca este nuevo año que empieza. ¡A trabajar!


A %d blogueros les gusta esto: