‘Hablemos de la depresión’ en el Día Mundial de la Salud

abril 7, 2017

Vivimos en una sociedad que tiende a la estigmatización, que la tolera y que la alimenta, muchas veces a base de silencio y ninguneo. En este blog hemos revisado algunos de estos comportamientos que históricamente han rodeado a la menstruación, ‘acompañándola’ en el mercado, en la tele, en los medios, etc. Y ya hemos visto que cuando algo se estigmatiza… empeora. ¿Hay algo más estigmatizado que la regla? Lo cierto es que no sabemos si más o menos, pero ‘haberlo haylo’ y se llama depresión.

¿Sabías que la depresión ocupa el primer lugar de días perdidos en calidad de vida, productividad y muerte prematura? Por eso hoy, 7 de abril, se celebra el Día Mundial de la Salud. La fecha conmemora de hecho el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud que tuvo lugar en 1948 y como cada año un tema pone de relieve una esfera de interés prioritario para la OMS. Este año es la depresión.

A menudo, no correctamente diagnostica
da ni suficientemente valorada, la depresión provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples. Por eso, este año en particular y bajo el lema ‘Hablemos de la depresión’, la Organización y todos los organismos y entidades que se han sumado a la causa quieren recordar que no hablar de ello es precisamente, alinearse en contra de todas las personas que lo sufren o lo sufren sin saber. La buena noticia (porque detrás de una reivindicación siempre hay una esperanza) es que la depresión se puede prevenir y tratar pero para ello es necesario que todo el mundo sepa y comprenda qué es la depresión y cómo puede prevenirse y tratarse.

Sólo si somos capaces de reducir la estigmatización asociada a la enfermedad, muchas personas o familiares y amigos de personas que sufren depresión serán capaces de pedir y obtener ayuda. Visibilidad, siempre.

 

Anuncios

Propósitos de enero: cuidar mi higiene menstrual

enero 10, 2017

farmaconfort_salud_intima_femenina_mujeres_natural_alergias_algodon_saludable

Hacer algo de ‘cardio’, hidratarte después de la ducha, exfoliarte (aunque sea muy de vez en cuando y con uno de esos packs de cremas que te han regalado estas fiestas), beber mucha agua, desmaquillarte por las noches aunque te caigas de sueño, comprar y saber cocinar con quínoa (entre otros muchos superalimentos), cambiar el café por las infusiones, las escaleras por el ascensor…

¡Bendito enero! Son muchas las buenas intenciones y las rutinas que surgen cada año tras unas semanas de descontrol y excesos. Todas geniales y todas con un denominador común: tu salud (y tu piel). Nos encantan y esperemos que puedas combinarlas todas. Llevarlas cabo sin prisa, pero sin pausa, y que por una vez no se cumpla el sabio refranero popular con aquello de que quien mucho abarca, poco aprieta.

Sin embargo, todas estas listas están incompletas o son insuficientes. ¿Por qué? Porque no contemplan o velan por la que es una de las grandes olvidadas de la salud femenina: la higiene íntima y la higiene menstrual. En nuestra lista de 2017 deberíamos añadir algo así como: ‘evitar absorber pesticidas y tóxicos presentes a través de compresas o tampones’ o ‘no usar productos que puedan causar molestias y escozor en mi zona íntima debido a su composición’. Parece fácil y lo es aunque requiere de cierta fuerza de voluntad.

Los productos de higiene menstrual ofrecen diversas soluciones, pero vivimos en un mundo en el que impera un pensamiento único que, precisamente, aplaude y consolida las opciones más perjudiciales para la mujer y para el planeta. Y poco o muy poco han cambiado. Las soluciones dominantes son, de hecho, las más beneficiosas para un negocio en el que lo que menos importa es la salud y que crece no a su favor, sino en su contra.

Este 2017 no te olvides de ti y piensa un poco más en tu vagina y en cuántos tóxicos y componentes nocivos estás dispuesta a asumir mes a mes en tus rutinas, seas de tampón o de compresa. El mercado, poco a poco, ofrece mejores alternativas, diversas como diversas son las mujeres. Elige entre las que sean respetuosas con tu naturaleza y con lo que te rodea, el futuro, aunque creas que vas contracorriente. Por eso existimos y a eso nos dedicaremos con más ilusión que nunca este nuevo año que empieza. ¡A trabajar!


A %d blogueros les gusta esto: