Semana de Lactancia Materna: más es más (y mejor)

agosto 1, 2017

¿Sabías que si la mitad de los recién nacidos se nutriesen sólo de leche materna hasta los seis meses, se podría salvar la vida a 823.000 niños y 20.000 mujeres cada año? Lo dice el informe presentado bajo el marco de la Semana Mundial sobre la Lactancia Materna que, como cada mes de agosto, se celebra sobre estas fechas.

Lo cierto es que la cifra, procedente del estudio efectuado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la ONG Global Breastfeeding Collective, da que pensar y arroja una verdad sobre la que es difícil discutir nada: aumentar la lactancia materna salva vidas. Sin embargo, el informe sostiene que ningún país en el mundo cumple con los estándares recomendados por la OMS y Unicef sobre lactancia materna, y que sólo algunos lo hacen de forma parcial.

Que los recién nacidos se alimenten exclusivamente de leche materna hasta los seis meses es una recomendación de sobra conocida en España. No obstante, el documento revela que de 194 naciones estudiadas, solo 23 tienen tasas de lactancia exclusiva hasta los seis meses de más de un 60%, y que solo el 40% de los niños de 24 semanas amamantan de forma exclusiva.

Como Unicef y la OMS, desde Farmaconfort creemos que la lactancia materna es una de las inversiones más relevantes pues fortalece la salud de las madres y de los niños, siempre y cuando la lactancia sea posible y no afecte a la salud de la madre (y por supuesto sea su deseo). Sin embargo, no siempre es sencillo conciliar con la lactancia y es por eso que el mismo informe aboga también por iniciativas que favorezcan la lactancia, como la creación de espacios para que las mujeres puedan extraerse la leche en el ámbito empresa.

Por nuestra parte, seguimos trabajando para que sea una de las etapas más especiales de tu vida, haciéndote más cómoda y segura esta revolución llamada lactancia gracias a los discos Posnat 100% algodón. Como ya sabes, en esta etapa tu seno está hipersensible y el algodón te proporcionará la mayor suavidad garantizando que el pezón tenga el grado de humedad correcto y contribuyendo a la prevención de las dolorosas grietas (que pueden producirse cuando queda muy reseco). No lo dudes, pídelo en tu farmacia o tienda especializada y mitigarás molestias innecesarias.

 

 

 

 

 


Problemas postparto: Contagio de cándidas entre la madre y el bebé. Cómo prevenirlo, reconocerlo y acelerar su recuperación

octubre 24, 2012

La infección por cándidas (Cándida albicans) y su contagio, entre la madre y el bebé, es un problema bastante frecuente, pero que tiene un fácil diagnóstico y, normalmente, un tratamiento satisfactorio.

 

¿Dónde puede estar su origen?

  • La madre sufra una candidiasis vaginal (muchas veces por influencia de un antibiótico) y se la contagie al bebé a través de las manos.
  • Una mala higiene de tetinas, chupetes y biberones.
  • Vivir en sitios húmedos y cálidos, que ayuden a la proliferación de los hongos.
  • La humedad y calor contante en los pechos, agravada por una falta de transpiración (por el uso de discos de lactancia de plástico o sujetadores y prensas de vestir muy ajustadas y sintéticas).
  • La infección de otras heridas en los pezones, como pueden ser las grietas de lactancia.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

  • En la mujer: hipersensibilidad, quemazón, picor y dolor en los pezones que aparecen más rosados y húmedos de lo normal. Las molestias se producen a lo largo de la lactancia y se pueden prolongar más tiempo, en función de la gravedad de la infección.
  • En el bebé: el muguet se reconoce fácilmente porque en la boca del bebé surgen unasmanchas blancas abultadas e irregulares. Es frecuente que la mucosa de la boca esté enrojecida. En algunos casos, hay bebés que presentan dermatitis en las inglés y los genitales. Y todo ello, provoca un malestar general en el bebé que puede modificar su estado de ánimo.

 

¿Cómo podemos intentar evitar esta infección por hongos?

Mantén una correcta higiene:

  • Lávate bien las manos después de ir al baño (y más, si tienes candidiasis vaginal) y antes/después de dar de mamar y de cambiarle los pañales a tu bebé.
  • Desinfectar los objetos que el bebé suela llevarse a la boca, antes/después de su uso.

Después de dar de mamar, masajea el pezón con tu propia leche (que tiene propiedades cicatrizantes y antibacterianas) y luego deja que se seque totalmente al aíre.

Utiliza sujetadores de algodón para mejorar la transpiración y evita la ropa ajustada y sintética.

 

Usa discos de lactancia de algodón que favorezcan la transpiración evitando que se pueda generar un micro-clima calor/humedad que es el mejor caldo de cultivo para los hongos.

 

Elije discos de lactancia que por su diseño eviten que las fibras se desprendan y se peguen a las heridas, lo que puede provocar complicaciones innecesarias, como infecciones por candidas u otros gérmenes.

 

¿Cuál es su tratamiento?

Si has observado algunos de los síntomas antes descritos, tanto en ti como en tu bebé, acude a tu médico de cabecera o pediatra de confianza.

Sólo él os podrá prescribir el mejor tratamiento antimicótico (ya sea tópico u oral).

* En términos generales, los médicos recomiendan seguir con la lactancia, durante el tratamiento porque, una vez superada la infección, el bebé saldrá con sus defensas reforzadas.


A %d blogueros les gusta esto: