‘Amigas’ pero no tan conocidas: amenorrea, menorragia y cía

agosto 30, 2018

Entrecomillamos porque lo decimos, evidentemente, en sentido figurado. Bien por exceso, bien por falta de, la menstruación no siempre responde a un patrón. Ni a dos, ni tres. La menstruación admite tantas versiones y experiencias como mujeres.

Pero también las alteraciones de este curso normal del ciclo menstrual pueden ser muy variadas y debemos estar alerta ante cualquier desajuste (y, de ser así, informar y consultar con el ginecólogo).

Por eso queremos aprovechar este post para recopilar algunas disfunciones -a modo de glosario- que son más frecuentes de lo que nos pensamos y sobre las que seguro que merece la pena detenerse, aunque en este post las revisaremos de manera resumida y sencilla.

Menorragia es el aumento anormal del flujo menstrual o de la duración de la menstruación con intervalos intermenstruales normales. También se conoce como Polihipermenorrea e Hipermenorrea. ¿Cuándo se considera menorragia? Cuando la menstruación supera los siete días o bien una pérdida de sangre mayor a 80 ml. Lo normal es perder entre 30 y 40 ml.

Proiomenorrea es el trastorno del ciclo menstrual caracterizado por un intervalo excesivamente corto. ¿Cuánto es corto? Generalmente hablamos de un periodo inferior a 21 días entre una menstruación y la siguiente. En el caso contrario, la Opsomenorrea es un trastorno del ciclo menstrual que tarda más de 35 días en volver a producirse.

No confundir con Amenorrea, que es la ausencia de menstruación por más de 90 días. Por otra parte, la Oligomenorrea corresponde a ciclos menstruales más largos, por lo tanto, hay menor número de ciclos al año. Por su parte, la Polimenorrea son ciclos menstruales más cortos. Es decir, hay mayor número de ciclos al año. Por último, la Hipomenorrea es la disminución en la cantidad de flujo menstrual.

Las alteraciones o irregularidades en los ciclos menstruales son más frecuentes en los dos años que siguen a la primera menstruación (que se conoce como menarquia y sobre la que hablamos en este post) y en los tres años anteriores a la menopausia. Sea como sea, si notas que tu ciclo es irregular, no dudes en visitar a tu ginecólogo.

Anuncios



A %d blogueros les gusta esto: