‘Amigas’ pero no tan conocidas: amenorrea, menorragia y cía

agosto 30, 2018

Entrecomillamos porque lo decimos, evidentemente, en sentido figurado. Bien por exceso, bien por falta de, la menstruación no siempre responde a un patrón. Ni a dos, ni tres. La menstruación admite tantas versiones y experiencias como mujeres.

Pero también las alteraciones de este curso normal del ciclo menstrual pueden ser muy variadas y debemos estar alerta ante cualquier desajuste (y, de ser así, informar y consultar con el ginecólogo).

Por eso queremos aprovechar este post para recopilar algunas disfunciones -a modo de glosario- que son más frecuentes de lo que nos pensamos y sobre las que seguro que merece la pena detenerse, aunque en este post las revisaremos de manera resumida y sencilla.

Menorragia es el aumento anormal del flujo menstrual o de la duración de la menstruación con intervalos intermenstruales normales. También se conoce como Polihipermenorrea e Hipermenorrea. ¿Cuándo se considera menorragia? Cuando la menstruación supera los siete días o bien una pérdida de sangre mayor a 80 ml. Lo normal es perder entre 30 y 40 ml.

Proiomenorrea es el trastorno del ciclo menstrual caracterizado por un intervalo excesivamente corto. ¿Cuánto es corto? Generalmente hablamos de un periodo inferior a 21 días entre una menstruación y la siguiente. En el caso contrario, la Opsomenorrea es un trastorno del ciclo menstrual que tarda más de 35 días en volver a producirse.

No confundir con Amenorrea, que es la ausencia de menstruación por más de 90 días. Por otra parte, la Oligomenorrea corresponde a ciclos menstruales más largos, por lo tanto, hay menor número de ciclos al año. Por su parte, la Polimenorrea son ciclos menstruales más cortos. Es decir, hay mayor número de ciclos al año. Por último, la Hipomenorrea es la disminución en la cantidad de flujo menstrual.

Las alteraciones o irregularidades en los ciclos menstruales son más frecuentes en los dos años que siguen a la primera menstruación (que se conoce como menarquia y sobre la que hablamos en este post) y en los tres años anteriores a la menopausia. Sea como sea, si notas que tu ciclo es irregular, no dudes en visitar a tu ginecólogo.

Anuncios

Tampón y verano: que NO debes hacer

julio 9, 2018

No importa si tu destino es playero o montañero. Si tienes previsto recorrer kilómetros de selva, no salir de piscina o habitar la ciudad libre de gente y tráfico. Las ventajas del tampón en los meses de estío son incuestionables. Es el rey del verano. Discreto y seguro, a estas alturas nadie duda de su eficacia y comodidad y su reinado promete ser largo ; ) No obstante, siempre es bueno recordar algunos consejos y pautas básicos para un correcto uso y que, por muy experimentadas que seamos, conviene tener siempre presente.

De hecho, no importa si este será tu primer verano con la regla o si, por el contrario, sabrías adivinar hasta el minuto en el que hará acto de presencia. El uso de tampones como método de higiene íntima durante los días de la menstruación requiere ciertas precauciones y recomendaciones para que resulte un método cómodo, limpio y sobre todo seguro.

Lo primero que no debes olvidar está en tus manos. Y son ellas mismas, pues son el principal ‘atajo’ que tiene nuestro cuerpo para transmitir infecciones y bacterias. Primera lección: antes de ponerte un tampón, lávate siempre las manos con agua y jabón para evitar que puedan entrar en tu cuerpo microbios y otras sustancias no deseadas.

En segundo lugar, una lección tan o más importante que la primera. Debemos usar un tampón de capacidad adecuada a nuestro flujo menstrual. Además, si podemos adaptar esta capacidad a la intensidad de flujo durante los días de la menstruación mejor que mejor. De hecho, como especialistas, siempre recomendamos utilizar un flujo algo menor.

Por último, otro mantra que debemos repetirnos: cambiar el tampón de manera regular pasadas unas 4 horas y nunca superar las 8 horas, algo que desaconsejamos. Lo ideal es utilizar un flujo inferior y aumentar la frecuencia de cambio. De esta manera cumplimos con las premisas dos y tres a la vez. Ya lo apuntábamos en el anterior post, desconfía de la súper absorción. El algodón natural es el mejor componente para estar en contacto con tu piel y no necesita ser alterado para asegurar una buena absorción del flujo menstrual.

Aunque parezcan recomendaciones muy obvias, es importante que las tengamos siempre presentes y más en estos meses en los que, lógicamente, aumenta el consumo de tampones.

 

 


Por un verano libre de súper absorción

junio 26, 2018

Nunca falla. Llega el verano y sí, es cierto, los días son más largos y nuestras agendas pueden sufrir algo de colapso: amigos, vacaciones, tiempo libre, actividades… Pasamos más tiempo fuera y eso es una realidad. En ella, como no puede ser de otra manera, hay algo que tampoco falla. Y es la regla. Desde Farmaconfort lo sabemos. Sabemos que cada estación requiere nuevas necesidades y que es necesario adaptarse.

No es casualidad que, precisamente por eso, el tampón sea uno de los productos ‘estrella’ de la temporada. Su versatilidad, discreción e idoneidad en días de playa y piscina dan fe de ello. A nosotros nos encanta y de hecho lo tenemos de dos clases, con aplicador y sin aplicador. No obstante, hay una promesa, la gran promesa, con la que todos los grandes fabricantes visten sus spots con la llegada del calor: la súper absorción. Un ‘súper poder’ cuanto menos, inquietante.

De la misma manera que siempre recomendamos utilizar niveles de absorción de flujo inferiores o cambiar el tampón o compresa cada 4-6 horas. No necesitamos ‘más’, sino necesitamos mejor. Hay que cambiar el foco. Las mujeres no necesitamos tampones que nos súper absorban, sino productos que respeten nuestra piel.

Por si fuera poco, los anuncios de compresas siguen empeñados en convertirnos en mujeres híper-activas y en verano, claro, mucho más. Súper mujeres que hacen de todo. Tango, playa, gimnasia de alto nivel, saltos… ¡Qué presión! Alguna vez la regla nos podría venir estudiando o trabajando. Nada más lejos de la realidad televisiva. Con esa ‘agenda’ es normal que la súper absorción sea requisito obligado.

Sabemos que la publicidad no es un espejo exacto de la realidad, sino que ofrece una visión idealizada, en este caso, de la menstruación. Lo entendemos y no pretendemos cambiarlo. Pero, ¿acaso no existe otra menstruación que idealizar?

Es el momento de entender las necesidades menstruales de la mujer como una responsabilidad, sin frivolidad y sí con mucho conocimiento. Sólo así podremos desarrollar mejores productos que quizá no te ayudarán a saber bailar tango, pero sí serán más respetuosos con tu piel.


Para las futuras mamás… todo lo que debes saber sobre la episiotomía

marzo 28, 2016

madres_mama_parto_embaraza_episotomia_problemas_cesarea_Consejos_salud_mujeres_Farmaconfort_higiene_intima_mujeres_algodon_natural_spain_web

 

La verdad es que es un concepto cuya definición da un ligero sobrecogimiento, pero merece la pena dedicarle un post. Hablamos de la episiotomía, un procedimiento quirúrgico en la zona del perineo femenino (zona entre la vagina y el ano) cuya finalidad es la de apresurar la salida del feto agrandando la abertura de la vagina lo que facilita la expulsión del bebé en la última fase del parto.

Se realiza con tijeras o bisturí y requiere sutura (puntos). Lo cierto es que tradicionalmente se realizaba como una práctica médica rutinaria, pero actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otros grupos, recomienda evitar la episiotomía a menos que sea absolutamente necesaria. No en vano, ésta sigue siendo una práctica recurrente en partos extremadamente prolongados, con grave sufrimiento fetal o materno; si surgen complicaciones respiratorias o cardiacas en el bebé; si la cabeza o los hombros del feto son demasiado grandes para la abertura vaginal de la madre o si el bebé está colocado de nalgas (pies primero) y el parto va acompañado de otras complicaciones.

A pesar de considerarse una práctica no rutinaria, actualmente se siguen realizando de forma rutinaria en el 45% de los partos de los hospitales públicos, muy por encima de la tasa recomendada por la OMS y por el ministerio de Sanidad en su Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud.

Lo cierto es que si hablamos con quienes han pasado por una episiotomía podemos llegar a la conclusión de que lo ‘peor’ del parto no es el parto, son los ‘puntos post-parto’. Es decir, la episiotomía. Por eso es tan importante el cuidado de éstos tras el parto. Aquí te dejamos con 5 consejos:

1.- Utiliza compresas de algodón posparto que favorezcan la transpiración y que mantengan un equilibrio óptimo entre calor y humedad, clave para la cicatrización.

2.- Elije compresas que por su diseño eviten que las fibras se desprendan y se peguen a la herida, lo que puede provocar complicaciones innecesarias, como infecciones.

3.- Usa ropa interior de algodón para mejorar la transpiración y evita la ropa ajustada y sintética.

4.- Lávate con agua y jabón neutro, o con agua y sal gorda para reducir las infecciones. Siempre de delante a atrás, para evitar que los gérmenes fecales entren en contacto con la herida. Y sécate bien, sin frotar, y deja la herida al aire, unos minutos, para asegurar su completo secado.

5.- Evita el estreñimiento, ya que puede agravar la tirantez en la zona afectada. Elige alimentos ricos en fibra.


¿Acabas de ser mamá? ¡El algodón es tu amigo!

noviembre 23, 2015

Compresas_posparto_postparto_POSNAT_Farmaconfort_algodon_mujeres_parto_embarazo

Ojalá algunos niños en lugar de un pan bajo el brazo llevaran un manual de instrucciones. O mejor, un manual de ayuda. Sí: ¡ayuda directa! Un teléfono rojo del bebé =)

Ahora en serio: la maternidad es el acto más sublime que podemos vivir en nuestra condición de mujer, sin embargo, también es el más alocado, el más impredecible: para el que menos estamos preparadas (por muchos manuales y libros que hayamos comprado durante el embarazo).

No son pocas las madres tocadas por la barita de la fortuna que inician su andadura por la senda de la maternidad sin apenas esfuerzos. La existencia de estas mujeres nos encanta, pero… seamos realistas. No son pocas, pero tampoco son muchas. ¿Parto natural y sin dolor? ¿Sin puntos? ¿Te cogió el pecho enseguida? ¿Has dormido del tirón desde el minuto uno? ¿Tus pezones están perfectos? Ejem… los cuentos de hadas en la maternidad, como en Disney, están reservados sólo a unas pocas elegidas 😉

La gran mayoría, con sus más y sus menos, afronta esta nueva etapa de su vida con sus pequeños viacrucis particulares. Cada una con los suyos, eso sí. Hablamos de esas pequeñas molestias, leves pero molestas dolencias, que las mamás saben superar con verdadero esfuerzo y paciencia: superar o aguantar… ¿Y si pudiéramos ayudar a aliviar estas molestias que muchas madres neutralizan? ¿Reducir la posibilidad de sufrir algunos de los dolores menos idílicos de la maternidad para que tú puedas seguir preocupándote por el pequeño recién llegado?

Desde Farmaconfort hemos pensado en ti, para que tu no tengas que hacerlo porque sabemos que estás muy ocupada y con lo que tienes: ¡ya es suficiente! Hemos creado dos productos especialmente pensados para que las mamás cuenten con una ayuda extra en estos primeros meses basándonos en el mejor aliado que conocemos: el algodón 100% natural.

¿Sabías que escoger compresas post-parto comunes puede aumentar las posibilidades de sufrir irritaciones, picores, alergias o infecciones? En algunas compresas las fibras se desprenden, se pegan a tu herida, etc., y pueden provocar complicaciones innecesarias, como infecciones. ¡Ahórratelas utilizando sólo compresas de algodón natural y nada más! Lo mismo ocurre con los discos de lactancia: existen productos en el mercado que contienen superabsorbentes, que puede contribuir a la deshidratación del pezón y a la posible aparición de grietas. ¿Evitarlo? Podemos ayudarte mantener el nivel de humedad óptimo del pezón para la prevención de la aparición de las molestas y dolorosas grietas gracias a nuestra línea de discos de lactancia. ¡Así de fácil!



¿Puedo DORMIR con un TAMPÓN puesto? Recomendaciones sobre el uso correcto de los tampones

noviembre 29, 2012

Ya estés dormida o despierta, los ginecólogos desaconsejan llevar un tampón puesto más de 4/6 horas.

Por este motivo, muchos ginecólogos desaconsejan utilizarlos para dormir (tomando con indicador: 8 horas recomendadas de sueño).

 

 

> Más información, sobre el uso correcto de los tampones.

> Más información sobre los tampones, 100% algodón, de Farmaconfort

> ¿Qué aún no has probado los tampones (con o sin aplicador) de Farmaconfort?

Solicita ya tu muestra gratuita

 

 

 


A %d blogueros les gusta esto: