Tampón y verano: que NO debes hacer

julio 9, 2018

No importa si tu destino es playero o montañero. Si tienes previsto recorrer kilómetros de selva, no salir de piscina o habitar la ciudad libre de gente y tráfico. Las ventajas del tampón en los meses de estío son incuestionables. Es el rey del verano. Discreto y seguro, a estas alturas nadie duda de su eficacia y comodidad y su reinado promete ser largo ; ) No obstante, siempre es bueno recordar algunos consejos y pautas básicos para un correcto uso y que, por muy experimentadas que seamos, conviene tener siempre presente.

De hecho, no importa si este será tu primer verano con la regla o si, por el contrario, sabrías adivinar hasta el minuto en el que hará acto de presencia. El uso de tampones como método de higiene íntima durante los días de la menstruación requiere ciertas precauciones y recomendaciones para que resulte un método cómodo, limpio y sobre todo seguro.

Lo primero que no debes olvidar está en tus manos. Y son ellas mismas, pues son el principal ‘atajo’ que tiene nuestro cuerpo para transmitir infecciones y bacterias. Primera lección: antes de ponerte un tampón, lávate siempre las manos con agua y jabón para evitar que puedan entrar en tu cuerpo microbios y otras sustancias no deseadas.

En segundo lugar, una lección tan o más importante que la primera. Debemos usar un tampón de capacidad adecuada a nuestro flujo menstrual. Además, si podemos adaptar esta capacidad a la intensidad de flujo durante los días de la menstruación mejor que mejor. De hecho, como especialistas, siempre recomendamos utilizar un flujo algo menor.

Por último, otro mantra que debemos repetirnos: cambiar el tampón de manera regular pasadas unas 4 horas y nunca superar las 8 horas, algo que desaconsejamos. Lo ideal es utilizar un flujo inferior y aumentar la frecuencia de cambio. De esta manera cumplimos con las premisas dos y tres a la vez. Ya lo apuntábamos en el anterior post, desconfía de la súper absorción. El algodón natural es el mejor componente para estar en contacto con tu piel y no necesita ser alterado para asegurar una buena absorción del flujo menstrual.

Aunque parezcan recomendaciones muy obvias, es importante que las tengamos siempre presentes y más en estos meses en los que, lógicamente, aumenta el consumo de tampones.

 

 

Anuncios

EL TAMPÓN, ¿sabes cómo poner correctamente tampones SIN aplicador? Usar tampones digitales es fácil con nuestros consejos

septiembre 27, 2012

Los tampones son un producto especial para la higiene femenina que ofrece comodidad y seguridad.

Es normal que las mujeres que los utilizan, por primera vez, tengan que intentarlo varias veces antes de colocar el tampón de una forma fácil.

1. Colócate en una posición cómoda, con los músculos relajados. Las posturas que te pueden ayudar a introducirlo, sin problemas, son:

  • De pie, con las rodillas ligeramente dobladas y separadas
  • Con un pie sobre el WC

2Lávate las manos.

3Retira el envoltorio del tampón y comprueba que el cordón está bien atado: tira firmemente del cordón y verifica que los dos cabos están anudados.

4Inserta el tampón:

Coloca tu dedo índice en la base del tampón.

Con la otra mano, abre la apertura vaginal suavemente y coloca la punta del tampón en el orificio vaginal (en la misma apertura por donde sale el flujo).

Respira y relájate, porque eso te ayudará.

Empuja el tampón e introdúcelo de forma inclinada, hacia tu espalda, tan hondo como puedas (tranquila porque no hay ningún riesgo).

Cuando el tampón se coloca correctamente no se siente nada. Si te sientes incómoda significa que no has insertado el tampón a la profundidad suficiente. Debes retirar el tampón y usar uno nuevo asegurándote de que lo insertas profundamente.

Más información sobre el uso de tampones.

Consejos ADOLESCENTES salud higiene intima femenina ALGODON FARMACONFORT

Más información sobre los tampones sin aplicador FARMACONFORT

 

Farmaconfort_productos_gama_higiene_intima_mujeres_algodon_natural_salud_mujeres_españa


A %d blogueros les gusta esto: