Todo sobre mi regla (II)

agosto 10, 2016

BLOG_01

Como ya apuntábamos en el anterior post, lo de ser mujer no es algo que podamos reducir a 4 días al mes. ¿Eso qué significa? ¿Que durante el resto del mes no lo somos? ¿O… más bien es que no lo queremos parecer o quieren que lo parezcamos? Se acabó. Ser mujer es algo que se extiende a lo largo y ancho del mes. En concreto, de sus 28 días.

A pocas personas que sigan este blog se le escapa (quizá alguna despistada) que el ciclo menstrual dura lo mismo que el ciclo lunar: 28 días. Y que el ciclo menstrual consta de 4 fases, las mismas que el ciclo lunar. Eso convierte nuestra vida en un ciclo, un ciclo marcado por 4 lunas. Un ciclo de fertilidad que desarrolla cada una de nosotras y que nos convierte en una mujer completa y compleja: una mujer formada de cuatro mujeres, y sus respectivas necesidades y habilidades.

Seguir o pretender seguir el mismo ritmo mengua estas habilidades porque los ritmos y patrones que rigen nuestra sociedad no son capaces de nutrir esas necesidades que afloran según la fase menstrual. En su lugar, cabalgamos siempre a la misma velocidad, esperando a que lleguen ‘esos días’ (y, sobre todo, que pasen rápido).

A veces lo más preocupante de un dolor, de una reacción o de un malestar es, sencillamente, no saber de dónde proviene. Si algo puede incrementar la sensación de angustia, es el desconocimiento.

Por eso, si aceptamos que nuestro cuerpo y emociones sienten de manera diferente según cómo avanza nuestro ciclo, las molestias, los dolores, hallarán un sentido, un por qué, una razón, una explicación. En buena medida, entender su origen nos acercará a su normalización. Y en consecuencia, a nuestro bienestar.

No te pierdas el tercer y último post de ‘Todo sobre mi regla’ donde abordaremos, por fin, las cuatro fases del ciclo menstrual y su efecto en nuestras capacidades y necesidades.


Todo sobre mi regla

julio 25, 2016

farmaconfort_higiene_algodon_ecologico_natural_mujeres_femenino_regla_menstruacion_BLOG 02

¿Recuerdas cuándo te vino la regla por primera vez?

La edad que tenías, dónde estabas, con quién, la primera persona a la que se lo comentaste, cómo te sentiste, qué sabías sobre la regla en ese momento… Para algunas puede que se trate de un vago recuerdo, más o menos lejano en el tiempo. No obstante, es determinante para entender (desde ese mismo momento y durante años) un fenómeno que tiene la virtud de ser tan común como excepcional.

De la misma manera que algunas guardamos ese recuerdo de pubertad algo borroso, también es cierto que pocas veces nos paramos a pensar en lo que verdaderamente hay detrás de ese milagroso sangrado mensual. A menudo la ecuación de la menstruación se simplifica de la siguiente manera: regla = dolor + sangrado x 1 vez al mes / tampón o compresa + ibuprofeno.

Más aún; las circunstancias que rodean esa ecuación suelen ser algo frívolas o superficiales y se presentan en forma de preguntas tan simples como: ¿cuándo me viene? ¿tengo que hacer algo importante esos días? ¿podré seguir con mi vida normal? ¿llevo tampones en el bolso? ¿cuál es el mejor sistema para hacer ‘desaparezcan’ la regla y sus síntomas?

En definitiva: nuestro objetivo es difuminar la regla lo máximo posible: llevarla a un segundo plano. Volverla invisible. Al menos es lo que la sociedad que pinta la sangre azul nos reclama en sus anuncios. Discreción, normalidad, ‘aquí no pasa nada, sigue con tu vida’. Pero lo cierto es que sí, sí pasa, y tu cuerpo, emociones y sensibilidad no son ajenos a tu ciclo menstrual. Por suerte.

Quizá sea el momento de empezar a hacernos otras preguntas para tomar mayor conciencia de nuestro útero y ovarios, de nuestra fertilidad y de los cambios físicos y hormonales que experimentamos en cada ciclo. Es el momento de dejar atrás la ‘fiebre’ por la discreción y abrazar la ‘honestidad’ para vivir un fenómeno que no sólo dura de 4 a 7 días, sino que envuelve y guía a la mujer en 4 fases diferenciadas capaces de convertirnos en seres únicos, poderosos y, pese a todo lo que se haya dicho, fuertes.

Como mujeres, tenemos el derecho de reconectar y (volver) a entender más profundamente las energías y necesidades de las cuatro fases de nuestro ciclo (pre-ovulación, ovulación, pre-menstruación y menstruación). El objetivo no es otro que aprovechar las capacidades y talentos propios de cada fase.

En el siguiente post os contaremos los detalles de estas 4 fases… ¡No os lo perdáis!


Algo más que un producto de necesidad

julio 13, 2016

Sanitary napkins and tampons on white background

Es un hecho. La menstruación no es un lujo, pero en algunos países siguen tratándola fiscalmente como tal, sin ir más lejos, en Reino Unido. Muchos lo ven como un impuesto sexista… y lo cierto es que no están faltos de razón.

Mientras, a unos cuantos miles de kilómetros de aquí, se acaba de aprobar la distribución gratuita de productos de higiene menstrual íntima en escuelas públicas, cárceles y albergues para las personas sin hogar de Nueva York. ¡Por unanimidad!

Según recoge la BBC, la ciudad de los rascacielos se ha convertido en la primera gran urbe del país en implantar este programa. Lo cierto es que no nos puede parecer más lógico: ¿puede un producto que va a necesitar la mitad de la población mensualmente durante 35 años estar tasado con uno de los impuestos más elevados? Ni puede, ni debe. Debe ser reconocido como un producto de uso básico y necesario. Por eso, Bill de Blasio, su alcalde demócrata, ya se ha mostrado favorable a esta iniciativa social: “Los tampones y las compresas no son lujos, sino productos de primera necesidad”, dijo en declaraciones citadas por 20 Minutos.

¿Pero sabéis quién está detrás de esta iniciativa? La concejal Julissa Ferrares-Copeland, quien afirmó que no le importaría darse a conocer como la “legisladora del período”, tras explicar que “el período femenino ha sido estigmatizado durante demasiado tiempo”. ¡Bien por ella porque está cargada de razones!

El proyecto, según podemos leer en el Diario de León, irá destinado a cubrir las necesidades menstruales de las estudiantes entre once y dieciocho años en las escuelas públicas. Los tampones y las compresas serán distribuidos en los baños de los centros educativos. Además, para evitar suspicacias, los dispensadores llevarán un temporizador para que las jóvenes no puedan apretar el botón constantemente y vaciar los suministros de forma indiscriminada.

Lo cierto es que Nueva York no es el único caso: el activismo social que abraza la máxima «menstruar no es un lujo» (my period is not a luxury) ha logrado desde eliminar el ‘impuesto del tampón’, como es el caso de Canadá hace un año, hasta su rebaja del 20% al 5,5% en Francia y el compromiso del gobierno de Cameron, en Reino Unido, de destinar la recaudación del 5% hasta ahora vigente de IVA a programas sociales para mujeres.

¿Y en España? Pues, como ya sabréis, el debate apenas se ha abordado. Aunque vale la pena recordar que hace poco más de un año la Asociación de Consumidores Facua planteó la rebaja del IVA en estos productos del 10% al 4% y el único candidato que se comprometió con la medida en la campaña electoral al 20-D fue Alberto Garzón.

* Facebook: ¿Puede un producto que va a necesitar la mitad de la población mensualmente durante 35 años estar tasado con uno de los impuestos más elevados? Mira lo que han aprobado en Nuevo York: http://www.montevideo.com.uy/auc.aspx?312207


Aprende a disfrutar de los días de playa… con la regla

junio 22, 2016

Consejos_salud_mujeres_Farmaconfort_verano_playa_piscina_vhigiene_intima_mujeres_algodon_natural_spain_tampones_compresas_Playa_veranp

Ahora sí, superado ya el temido 40 de mayo que parecía no llegar nunca y metidos ya de lleno en el verano, es el momento de disfrutar a tope de los días de playa. Pero… ¿y si nos viene la regla? Lo mejor, querida, es que dejes de preguntarte ‘y si’… La regla viene cada 28 días. Sé realista y ten por seguro que, en algún momento y otro, algún día de playa se cruzará en tu camino.

Pero es que además hoy nos ha sorprendido un fenómeno muy inquietante: si tecleas en Google las palabras ‘playa’ y ‘menstruación’, entre otras combinaciones (piscina, regla, verano…), la cantidad de información imprecisa, inexacta, infundada y, en definitiva… errónea que hay es directamente proporcional al volumen de preguntas y dudas que se desprenden de foros y blogs. ¿Por qué hay tanto desconocimiento sobre cómo hacer frente a un día de playa teniendo la regla? ¿De dónde surge este vértigo? ¿Este pánico?

Es cierto. Según el día o, mejor dicho, el momento, tener la regla quizá no sea lo más divertido que pueda pasarte en un día de playa… pero no por ello debemos de mortificarnos y empezar a poner velas para alterar nuestro calendario menstrual. Al final nos molestará lo mismo en la playa que en la oficina, en el coche, o de compras. Tenemos la regla cada mes, y es preciso que nuestro día a día transcurra con normalidad. También los días de verano.

Siendo conscientes de que nos va a venir la regla, lo mejor que podemos hacer es ser prevenidas y llevar en
el bolso todo lo necesario para afrontar la jornada sin sobresaltos. Y ‘todo lo necesario’ es muy fácil de encontrar. Ten a mano siempre un tampón de recambio. Además, si en días normales se aconseja cambiar el tampón por debajo de las 6 horas, esta frecuencia debe incluso aumentar si estamos en la playa o la piscina. Utiliza siempre un nivel de flujo inferior pues es mejor cambiarse más a menudo. Ah! Y por supuesto, sólo de algodón natural, provisto de velo de seguridad y exento de súper-absorbentes y otros componentes tóxicos para tu piel.

No olvides secarte bien con la toalla y mantener al margen de humedades ‘extra’ tus zonas íntimas. Lleva siempre ropa interior limpia y seca de repuesto: ¡siempre! No permanezcas con el bañador o la parte baja del biquini húmedo más tiempo del necesario para evitar infecciones.

Lo mejor que puedes hacer para despreocuparte es llevar contigo el Kit de Higiene Femenina: una práctica bolsita impermeable perfecta para los días de playa y los vaivenes del verano. Así que ya sabes, coge la bolsa de baño y mete de todo, de todo, menos miedos y prejuicios infundados…  El verano es tuyo, ¡disfrútalo!


8 consejos para una higiene menstrual más sostenible

mayo 27, 2016

POST_FARMACONFORTPost_blog_Consejos_salud_mujeres_higiene_intima_mujeres_algodon_natural_spain_web

Esta semana se celebra, como cada 28 de mayo, el Día Mundial de la Higiene Menstrual. Como sabéis, la celebración de este día, impulsada por la ONG alemana Wash United, tiene como objetivo educar y concienciar a niñas y mujeres de la importancia de seguir unos hábitos saludables durante la menstruación. No olvidemos que durante su vida fértil una mujer puede llegar a utilizar más de 15.000 tampones, protegeslips y compresas. Asimismo, persigue un objetivo doblemente ambicioso y necesario: romper el silencio sobre el papel fundamental que tiene la higiene mens
trual
en la economía, la salud, la educación, el medio ambiente y los derechos humanos.

Desde Cohitech, siempre hemos apostado por una higiene femenina más saludable y natural, con una amplia gama de productos que cubre todas las necesidades de la mujer con los beneficios del Puro Algodón Natural y Ecológico. No podemos sino sumamos a esta iniciativa con 8 consejos para una higiene menstrual ecológica y sostenible con el medio ambiente y la salud de la mujer:

  1. Utilizar compresas, protegeslips y tampones de algodón ecológico. Este material es transpirable, garantiza un nivel óptimo de humedad, es compatible con el pH fisiológico y es hipoalergénico. A diferencia del cultivo del algodón tradicional, no se utiliza ningún tipo de pesticida, fungicida, insecticida, ni fertilizantes químicos, y son beneficiosos para crear más O2 y proteger la capa de ozono. Además, se contribuye a evitar la tala de árboles para obtener la pulpa de celulosa
  1. Lavar la zona íntima con geles ecológicos para no alterar el equilibrio del pH vaginal. Los geles ecológicos garantizan que serán suaves y delicados con la piel gracias a su base de materiales naturales y extractos ecológicos. No contienen sustancias químicas, muchas de ellas derivadas del petróleo que son más agresivas además de contaminar el medio ambiente. Además, no te estás poniendo en la piel ningún producto sobre el que existen dudas de si tiene efectos sobre la salud a largo plazo.
  1. Evitar la excesiva higiene. La vagina tiene su propia protección y lavarla en exceso puede debilitar su pH. Evitar el uso de duchas vaginales excepto si el ginecólogo lo recomienda.
  1. Evitar el uso de productos perfumados. Detrás de un aroma artificial se esconden composiciones químicas complejas, algunas de las cuales están catalogadas como disruptores endocrinos.
  1. Utilizar ropa interior de algodón, ya que nos protege, y al mismo tiempo, nos ayuda a prevenir alergias en la delicada piel de nuestra zona íntima, entre ellas enrojecimiento, picazón y erupciones. Es fundamental usar ropa interior de algodón si tenemos alguna infección vaginal. Evitar siempre que sea posible el uso de tejidos sintéticos y apostar por tejidos libres de químicos. Las prendas de algodón duran mucho más que la lycra o fibras sintéticas, aun con mucho uso y lavado a cuestas.
  1. Buscar productos elaborados con materiales naturales, ecológicos y biodegradables con un menor impacto medioambiental.
  1. Evitar el uso de ropa muy ajustada, ya que favorece el calor y la humedad, entorno óptimo para bacterias e irritaciones
  1. Procurar llevar una dieta saludable a base de alimentos ecológicos, controlar el estrés y hacer deporte para preservar el buen estado del sistema inmunológico.

Visibilizar la regla, una cuestión de justicia y verdadero equilibrio social

mayo 11, 2016

Post_blogConsejos_salud_mujeres_Farmaconfort_higiene_intima_mujeres_algodon_natural_spain_web

Mucho se ha hablado sobre la polémica que avanzamos en el anterior post: y no nos referimos al hecho en si de la moción de la CUP, sino a todo el ruido generado colateralmente por ésta. A nuestro modo de ver, no es una polémica adimensionada o exagerada y de ella se extraen algunas conclusiones: todo el espacio mediático que pueda haber ocupado la menstruación aún será menor que el silencio que lleva recorrido a estas alturas de la sociedad moderna.

No visibilizar la regla tiene consecuencias nefastas en la sociedad, y éstas pueden ser mucho más graves incluso en algunos países en desarrollo. ¿Sabías que 200 millones de niñas y mujeres no obtienen información adecuada sobre higiene en relación con el periodo? Vamos a ponernos aún más en situación: únicamente el 1,6% de ellas hace una vida normal durante el sangrado de la menstruación. Son datos del Consejo de Suministro de Agua y Saneamiento Colaborativo (WSSCC, por sus siglas en inglés), dependiente de Naciones Unidas. Una investigación realizada por este ente también reveló que solo el 30,2 % de estas sabía qué era la menstruación antes de tenerla por primera vez y que más del 80% considera que la sangre durante ese periodo es algo sucio.

Esta situación de desconocimiento y demonización de la regla que hemos venido apuntando desde hace tiempo supone que una cuarta parte de las niñas en la India abandona la escuela una vez tiene su primer periodo. ¿Por qué? La falta de visibilidad se traduce también en falta de instalaciones higiénicas en los colegios, como inodoros o letrinas. Todo ello, con la vergüenza que esta situación suscita en las pequeñas, las hacen renunciar a sus estudios a edades muy tempranas.

Otro ejemplo, mucho más cercano y quizá menos dramático pero que deja en evidencia hasta qué punto nos extraña oír hablar de la regla: Reino Unido, la tenista Heather Watson reconoce en público que su calendario menstrual ha coincidido con el del torneo deportivo y la regla le había jugado una mala pasada. Sus declaraciones levantan un airado debate en el Reino Unido. Watson ha roto un silencio y un tabú del que no se hablaba en el deporte de élite femenino. “Me he quedado alucinada”. “Nadie habla sobre la regla. No recuerdo a ninguna deportista que haya sacado el tema a debate”. Igual de mediática fue la censura que aplicó Instragram a la serie de fotografías tituladas ‘Period’, obra de la artista paquistaní afincada en Toronto Rupi Kaur. En ellas, decidió mostrar momentos de su menstruación, pero la famosa red social las borró en dos ocasiones por, supuestamente, violar la política de la empresa.

Son sólo ejemplos, situaciones que se desarrollan a miles de kilómetros entre si, pero que tienen una misma razón de ser: el silencio, la vergüenza, el miedo. Es el momento de hablar, de hablar sin escandalizarse, de generar debate, conocimiento e información, progresivo, calmado y constante. Si no es así, el silencio volverá a sepultar derechos y necesidades reales, urgentes y cotidianas en cualquier parte del mundo.


Las alternativas menos ‘alternativas’

abril 29, 2016

Consejos_salud_mujeres_Farmaconfort_higiene_intima_mujeres_algodon_natural_spain_web

Han sido unas semanas ‘moviditas’: la menstruación ha salido al ruedo mediático de la mano de una moción de la CUP Manresa cuya propuesta consiste en sustituir las compresas y tampones que las mujeres utilizan durante los días de regla por métodos alternativos como las copas menstruales, las esponjas marinas y las compresas de tela. Ante tal escaparate de ‘alternativas’, muchos son los que se han llevado las manos a la cabeza con lo propuesto por la formación política catalana.

A nuestro modo de ver, también son muchas las sensaciones encontradas que hemos sentido estos días en los que vale la pena que, para empezar, dejemos claras algunas cosas. Lo primero: sí que existe, desde hace tiempo, una amplía gama productos de higiene íntima ecológica de muy buena calidad, al alcance de todo el mundo, y fabricados en Balsareny, Cataluña. ¿Por qué no se ha hablado del algodón ecológico pero sí de la copa y las esponjas? A nuestro juicio, ha sido el gran olvidado en esta polémica y quizá una de las alternativas ‘puente’ entre las visiones más opuestas ante esta moción.

Ya sabéis que nosotros fabricamos una amplía gama de comprendidas, protectores diarios y tampones con algodón ecológico certificado, plástico biodegradable y sin ningún tipo de producto químico, persiguiendo tres objetivos principales:

1-Salud de la mujer: ayudarla con nuestros productos ecológicos a prevenir los riesgos de irritaciones, picores y alergias.

2-Respeto al medio ambiente: utilizando materiales naturales y ecológicos con un menor impacto ambiental.

3-Compromiso social: porque creemos que la responsabilidad de una empresa no es sólo ofrecer un producto, sino que requiere de un compromiso social con las personas, ayudando a los menos favorecidos.

Australia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Noruega, USA, etc. son algunos de los más de 35 países donde distribuimos los productos de higiene íntima de algodón ecológico y donde el respeto por la salud de la mujer y el medio ambiente están mucho más arraigados que aquí. Sin ir más lejos, el año, el pasado año uno de nuestros protectores diarios de algodón ecológico fue escogido producto ecológico del año en Francia.

Por otra parte, compartimos totalmente la necesidad de dar formación en las escuelas sobre la menstruación, romper tabúes, y que se puedan conocer todas las alternativas sobre los diferentes productos que hay al mercado , su composición, así como los hábitos de higiene femenina. Y que todas las alternativas sea precisamente eso: todas. Creemos que la mujer todavía sufre una gran déficit informativo en relación a la composición y uso de estos productos. Por eso, siempre recomendamos utilizar los productos que nos ofrezcan una buena garantía de calidad, que nos expliquen claramente a las etiquetas de que están hechos, puesto que desgraciadamente, no siempre todos los productos que se publicitan nos ofrecen estas garantías y muchos de ellos no informan de su lista de ingredientes porque en Europa la ley no lo obliga.

Todas las mujeres son y tienen que ser libres de elegir los productos de higiene femenina que quieren usar. Lo que realmente nos tiene que preocupar es que tengan toda la información sobre las opciones que hay y que conozcan de qué materiales están fabricados los productos que utilizan tanto si son copas, compresas, tampones o protectores diarios. Este es realmente el reto pendiente que tenemos con la sociedad.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: