¿Cómo afecta el invierno a nuestro ciclo menstrual?

octubre 31, 2018

 

Es oficial. El frío ya ha llegado y con el esperado -pero menos deseado- cambio de hora, no solo hemos atrasado los relojes: hemos vuelto a sacudir algunos de nuestros ciclos naturales más básicos. Un ejemplo muy básico: el del sueño. ¿Sabías que el cambio de hora produce una alteración en la secreción de melatonina? Esta hormona es la que actúa regulando los estados de vigilia y sueño en función de la luz solar. Es decir, a más luz se produce menos melatonina, por lo que la función de inducir el sueño que tiene esta hormona se produce de forma más tardía. Y con el cambio, la hemos alterado. De ahí el cansancio, la fatiga o la irascibilidad que nos acompañan los días posteriores. Pero no hay que alarmarse, solo es cuestión de días.

Es un ejemplo que ilustra que cualquier alteración, por muy leve o temporal que sea, siempre viene acompañada de algún cambio. Acción, reacción. Y la llegada del frío no es un ninguna excepción. Es de hecho, un cambio fuerte y brusco que no solo afecta a nuestro armario y nuestro sueño: también afecta a nuestra menstruación. El sol, la temperatura, la humedad, la precipitaciones, el viento, la presión atmosférica… El ciclo menstrual no es ajeno a estos factores y manifiesta diferencias según las estaciones.

La más evidente es que el calor es un factor vasodilatador de la sangre, por lo que es fácil deducir que a más calor, la menstruación sea más abundante y menos dolorosa. Por el contrario, las bajas temperaturas pueden reducir la cantidad de sangre pero, al mismo tiempo, incrementar la intensidad. También hay estudios ponen de relieve que otoño es una de las estaciones en las que el estado de ánimo más se resiente: cambios bruscos de temperatura que pueden intensificar los síntomas premenstruales.

En definitiva, si el clima afecta a los ciclos naturales, el menstrual no iba a ser una excepción. Sea como sea, ser conscientes de los cambios, de por qué se producen y cómo nos afectan, es el mejor aliado para saber identificar los síntomas, sin alarmas y sí con mucha naturalidad. Y para ser conscientes de los cambios que acompañan nuestro ciclo, no lo dudes: www.mujerciclica.com

Anuncios

Día de la Menopausia: revolución y oportunidad

octubre 18, 2018

 

Hoy es el Día de la Menopausia, un proceso por el que pasan todas las mujeres entre los 45 y 55 años aproximadamente y cuyo principio y fin más básico es la retirada del periodo menstrual. Es decir, el fin de la época fértil de la mujer. Pero en este proceso, como en tantos otros, el fin no es el fin, sino que puede (y debe) ser un nuevo principio.

 

La OMS define la menopausia como “el cese permanente de la menstruación, determinado de manera retrospectiva, después de doce meses consecutivos de amenorrea, sin causa patológica”. Los primeros síntomas de la menopausia son reglas irregulares, dificultad para realizar la digestión, hinchazón e insomnio. A ellos se suman la sequedad de la piel, los dolores de cabeza y los cambios constantes de la temperatura corporal. Esto en teoría.

En la práctica, el cuerpo de la mujer deja de producir estrógenos y se reduce la progesterona, principal hormona reproductiva, dando como resultado el cese del periodo menstrual. La retirada de la regla, es cierto, ha sido sinónimo de preocupación y alternaciones físicas y psicológicas. Estas últimas, asociadas muy seguramente a la aparición de sofocos, cambios de humor, aumento de peso, agotamiento y pérdida de lívido, entre otros síntomas.

Sin embargo, el Día internacional de la Menopausia se ha impuesto como una jornada que busca invitar a la concienciación y educación con el fin de naturalizar esta fase, comprenderla y, en última instancia, ayudar a las mujeres que han de enfrentarse a ella. La menopausia en positivo o cómo desvincular el proceso de la vejez para ubicarla en un nuevo estadio: dinámico, activo y repleto de oportunidades en las que sumar más calidad de vida.

Desde Farmaconfort hoy os recomendamos el libro “¿Soy yo o es que aquí hace mucho calor?”, una guía que ofrece claves para transformar la menopausia en algo más que un fin de etapa de la mano de Laura R. de Galarreta y Charo Izquierdo que han tratado de ir más allá de las cifras y de la información científica disponible. “Lo que había escrito eran explicaciones con un carácter muy médico a las que les faltaba aterrizar en la realidad de nuestro cuerpo como mujeres y de las situaciones que nosotras vamos a afrontar”, explica Charo Izquierdo.

Menopausia: más allá de los sofocos

Con este objetivo, las periodistas han llevado a cabo una amplia labor de documentación junto a grandes profesionales de diferentes ámbitos relacionados con la salud, desde nutricionistas hasta dermatólogos o entrenadores personales, para aportar una visión transversal de esta etapa, que no es más que otro momento en la vida de la mujer asociado a una serie de características fisiológicas.enopausia, mujeres en la menopausia, que es la menopausia en las mujeres, mujeres con menopausia, como es la menopausia en las mujeres, Compresas algodón, natural, naturales, ” /> <me

 

 

 



Desnuda tu piel de plásticos y perfumes

julio 18, 2018

En la frutería del súper se puede ver una caja de un material a simple vista parecido al ‘porexpan’ con media piña pelada. También puedes llevarte unos gajos de mandarina, por supuesto, pelada. O unos trozos de sandía. Todo envuelto, eso sí, con el clásico papel de film. Es decir, fruta pelada y envuelta en plástico. Recapacitemos: ¿es necesario envolver la fruta de plástico cuando ésta ya posee la capa protectora más eficiente que existe en la naturaleza? La piel.

En respuesta a esta aberración, surgió una iniciativa bajo el nombre #DesnudaLaFruta. Su objetivo: denunciar el excesivo uso de plástico en la comercialización de frutas y verduras. Tras varias semanas en marcha, la campaña ha llenado las redes de fotos que muestran el despilfarro de un material que, al contrario que la piel, no se biodegrada.

El hombre es el único animal capaz de hacer algo así, pero también es capaz de aplicar el mismo modelo de estupidez y tropezar dos veces con la misma piedra. Algo parecido es lo que ocurre en nuestras compresas y protegeslips. No porque estén envueltos de plástico, sino porque lo contienen y pueden contener substancias potencialmente tóxicas o sintéticas que, bajo el nombre, perfumes, tienen como objetivo disfrazar un supuesto mal olor que no sería tal de no existir el perfume que lo pretender enmascarar.

¿Es necesario añadir perfumes a nuestras compresas cuando la menstruación no huele y lo que huele es, precisamente, el resultado de la escasa transpiración que se produce cuando una compresa está en contacto con nuestra piel y se encuentra con componentes potencialmente tóxicos y/o sintéticas? ¿No será más fácil, sostenible y natural (y económico) apostar por tejidos naturales, hipo-alergénicos y transpirables como el algodón?

Casi siempre (por no decir siempre) el camino más corto entre el punto A y B es una línea recta y eso es justamente lo que no encontramos en la gran mayoría de productos de higiene menstrual. Como consumidores, debemos exigir transparencia y honestidad a los productos que consumimos. No debemos contribuir en rizar más un rizo que afecta a nuestra salud y la del planeta. Desnudemos la fruta de plásticos y hagámoslo también con nuestra piel. Para que el planeta y nuestro cuerpo puedan, al fin, respirar.

 

 

 


Tampón y verano: que NO debes hacer

julio 9, 2018

No importa si tu destino es playero o montañero. Si tienes previsto recorrer kilómetros de selva, no salir de piscina o habitar la ciudad libre de gente y tráfico. Las ventajas del tampón en los meses de estío son incuestionables. Es el rey del verano. Discreto y seguro, a estas alturas nadie duda de su eficacia y comodidad y su reinado promete ser largo ; ) No obstante, siempre es bueno recordar algunos consejos y pautas básicos para un correcto uso y que, por muy experimentadas que seamos, conviene tener siempre presente.

De hecho, no importa si este será tu primer verano con la regla o si, por el contrario, sabrías adivinar hasta el minuto en el que hará acto de presencia. El uso de tampones como método de higiene íntima durante los días de la menstruación requiere ciertas precauciones y recomendaciones para que resulte un método cómodo, limpio y sobre todo seguro.

Lo primero que no debes olvidar está en tus manos. Y son ellas mismas, pues son el principal ‘atajo’ que tiene nuestro cuerpo para transmitir infecciones y bacterias. Primera lección: antes de ponerte un tampón, lávate siempre las manos con agua y jabón para evitar que puedan entrar en tu cuerpo microbios y otras sustancias no deseadas.

En segundo lugar, una lección tan o más importante que la primera. Debemos usar un tampón de capacidad adecuada a nuestro flujo menstrual. Además, si podemos adaptar esta capacidad a la intensidad de flujo durante los días de la menstruación mejor que mejor. De hecho, como especialistas, siempre recomendamos utilizar un flujo algo menor.

Por último, otro mantra que debemos repetirnos: cambiar el tampón de manera regular pasadas unas 4 horas y nunca superar las 8 horas, algo que desaconsejamos. Lo ideal es utilizar un flujo inferior y aumentar la frecuencia de cambio. De esta manera cumplimos con las premisas dos y tres a la vez. Ya lo apuntábamos en el anterior post, desconfía de la súper absorción. El algodón natural es el mejor componente para estar en contacto con tu piel y no necesita ser alterado para asegurar una buena absorción del flujo menstrual.

Aunque parezcan recomendaciones muy obvias, es importante que las tengamos siempre presentes y más en estos meses en los que, lógicamente, aumenta el consumo de tampones.

 

 


Por un verano libre de súper absorción

junio 26, 2018

Nunca falla. Llega el verano y sí, es cierto, los días son más largos y nuestras agendas pueden sufrir algo de colapso: amigos, vacaciones, tiempo libre, actividades… Pasamos más tiempo fuera y eso es una realidad. En ella, como no puede ser de otra manera, hay algo que tampoco falla. Y es la regla. Desde Farmaconfort lo sabemos. Sabemos que cada estación requiere nuevas necesidades y que es necesario adaptarse.

No es casualidad que, precisamente por eso, el tampón sea uno de los productos ‘estrella’ de la temporada. Su versatilidad, discreción e idoneidad en días de playa y piscina dan fe de ello. A nosotros nos encanta y de hecho lo tenemos de dos clases, con aplicador y sin aplicador. No obstante, hay una promesa, la gran promesa, con la que todos los grandes fabricantes visten sus spots con la llegada del calor: la súper absorción. Un ‘súper poder’ cuanto menos, inquietante.

De la misma manera que siempre recomendamos utilizar niveles de absorción de flujo inferiores o cambiar el tampón o compresa cada 4-6 horas. No necesitamos ‘más’, sino necesitamos mejor. Hay que cambiar el foco. Las mujeres no necesitamos tampones que nos súper absorban, sino productos que respeten nuestra piel.

Por si fuera poco, los anuncios de compresas siguen empeñados en convertirnos en mujeres híper-activas y en verano, claro, mucho más. Súper mujeres que hacen de todo. Tango, playa, gimnasia de alto nivel, saltos… ¡Qué presión! Alguna vez la regla nos podría venir estudiando o trabajando. Nada más lejos de la realidad televisiva. Con esa ‘agenda’ es normal que la súper absorción sea requisito obligado.

Sabemos que la publicidad no es un espejo exacto de la realidad, sino que ofrece una visión idealizada, en este caso, de la menstruación. Lo entendemos y no pretendemos cambiarlo. Pero, ¿acaso no existe otra menstruación que idealizar?

Es el momento de entender las necesidades menstruales de la mujer como una responsabilidad, sin frivolidad y sí con mucho conocimiento. Sólo así podremos desarrollar mejores productos que quizá no te ayudarán a saber bailar tango, pero sí serán más respetuosos con tu piel.


Día Mundial del Medio Ambiente: cómo tu higiene menstrual puede salvar el planeta

junio 5, 2018

A lo largo de su vida, una mujer puede llegar a utilizar más de 20.000 unidades utilizadas (y desechadas) entre compresas, protegeslips y tampones. La cifra puede oscilar, pero no lo suficiente como para no darnos cuenta de la dimensión del problema y que tiene un denominador –enemigo- común: el plástico.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra el 5 de junio es necesario recordar que nuestra higiene menstrual también suma (o resta). Usar un tampón de algodón u otro que no lo sea puede ser irrelevante en un momento determinado, pero la suma de todos nos ayuda a entender la importancia que tienen estos productos en el planeta.

El lema de este año es, precisamente, “Sin contaminación por plástico”. Y es que cada año se llegan a verter a los océanos alrededor de 8 millones de toneladas de plástico, entre los cuales flotan nuestros productos de higiene íntima mal desechados. Muchos ya conoceréis las famosas “islas” de plástico que flotan por muchos mares y que ocupan la superficie que suman juntas España, Francia y Alemania.

Por eso, no nos cansamos que decirlo: no sólo es fundamental que compruebes la composición y diseño de los productos que utilizas, sino que es urgente que lo hagamos para evitar que nuestros ecosistemas se ahoguen en el plástico.

¿Y qué podemos hacer? Confiar en el algodón orgánico y 100% natural, cuyo cultivo y producción respete los ciclos de la naturaleza. A la hora de algo tan común y diario como tu higiene, no hagas excepciones porque el planeta no espera. Usa productos elaborados con materiales naturales como el algodón para un menor impacto medioambiental.

En definitiva, apuesta por una salud íntima que apueste por el futuro del planeta y destierre el plástico de una vez por todas. No sólo es un gran respiro para el planeta, sino que está totalmente a nuestro alcance. Sin contar con los beneficios que revierten directamente en nuestra salud íntima, que nos son pocos y que son nuestra razón de ser.

Como sabes, en Farmaconfort utilizamos algodón orgánico y 100% natural. Elaboramos nuestros con materiales naturales para un menor impacto medioambiental. Es un compromiso y una filosofía que adoptamos desde el principio y que te ofrecemos para que, además de cuidar de ti de la manera más sana y natural, aportes también tu pequeño granito de arena al gran cambio que reclama la naturaleza.

 


A %d blogueros les gusta esto: